TRASFONDO: ¿SE MUERE LA HONESTIDAD?

¿Qué significa triunfar en la vida?
En la actualidad, fama y fortuna tienen mucha prensa. No importa cómo se logran, lo importante es tenerla. Hay un dicho que expresa: “Un pillo tocado por la fortuna deja de ser pillo para convertirse en un banquero, un político, un administrador, un comerciante; en fin, en un hombre triunfador en la sociedad. El pretender ser honesto en este mundo globalizado; es estar pasado de moda, ser un ridículo, un tonto. Hasta es despreciado por los demás, porque dicen: “con ese no se consigue nada”. “Es que él priva en serio”. Sí es funcionario público y sale igual como entró al cargo; los amigos y hasta familiares, lo acosan día y noche, exclaman: “un hombre que podía salir millonario y mira cómo anda, peor que antes”.
La honestidad se muere en esta sociedad. Muchos opinan que no vale la pena ser honesto y transparente. Todo está corrompido. En muchos medios de comunicación hay voces que pregonan la aplicación de la pena de muerte a los corruptos y ladrones. Si eso ocurriera; nos quedaríamos sin País, ya que el usted menos cree vuela bien alto.
¡Dígame usted si no es verdad!

La Biblia Al Día: “LA MORDIDA”

“La mordida”: ¿No te resulta familiar esta palabra en estos tiempos?. Este es un delito que consiste en sobornar a un político, funcionario, legislador o cualquiera con autoridad para ofrecer ciertas facilidades al corruptor. El que busca la presencia de Dios no “muerde” al inocente. No acepta soborno. No se hace de dinero de manera poco transparente. El soborno se parece a un perro rabioso, que muerde el corazón de la sociedad; es un ladrón aunque quiera aparentar que es un “caballero honesto”. Roba la confianza de los demás, sin que te des cuenta. Desangra al pueblo: muchos de ellos, por complacer a un gobierno corrupto, por un puñado de monedas, o por soborno, derraman la sangre de ciudadanos, dejan miles de niños pobres sin leche ni educación. Mueren los pobres por falta de medicamentos en los hospitales. Sí, la corrupción derrama sangre inocente. Y pervierte la justicia. “El impío toma soborno del seno, para pervertir las sendas de justicia (Proverbios 17:23)
Hoy la corrupción es global: es una mancha de sucio cada vez más grande, cruza fronteras a la velocidad de la luz. No hay gobierno, ni organismo del Estado o privado que no estén manchados por la corrupción. La Biblia prohíbe el soborno (ver Éxodo 23:8), nos lleva a alejarnos de la corrupción. Condenamos la corrupción.

(Visited 24 times, 1 visits today)

Deja un comentario