Taxista dominicano de Uber asesina esposa en Queens y llama al 911 pidiendo que la policía lo matara

NUEVA YORK._ El taxista dominicano de Uber, Emmanuel Villar de 50 años de edad asesinó ayer jueves en la madrugada de puñaladas, una  en el pecho a su esposa Yvette Villar de 43 en el apartamento que compartía el matrimonio en Queens y luego de escapar de la escena del crimen llamó dos veces al 911 pidiendo que enviaran policías para que lo mataran, porque si no, él se iba a suicidar.

“Maté a mi esposa y quiero que envíen policías para que me maten a mí, de lo contrario,  me voy a matar”, le dijo el conductor de Uber al 911 en la llamada.

Después que dio su ubicación al sistema de emergencias, Villar fue arrestado por los detectives del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) sin incidentes, dijo la uniformada anoche.

El taxista no pudo consumar sus intenciones suicidas porque fue capturado sin incidentes por policías que lo buscaban activamente después del asesinato.

Todos los vecinos de la pareja dominicana y de diferentes países aseguraron que nunca escucharon una discusión o un escándalo entre los Villar, reaccionando asombrados por la tragedia.

La policía dijo que la víctima, que era también taxista de Uber, recibió varias puñaladas desconociéndose hasta ahora el motivo del homicidio.

Residían en el apartamento 3C del edificio 434 en la avenida Beach y la calle 58 en la zona del balneario Far Rockaway en Queens.

Los residentes en el edificio que dijeron que todo el mundo apreciaba a la esposa asesinada, aseguraron que ella y su esposo, aparentaban ser la pareja más feliz de todo el vecindario y que nunca se les vio o se les escuchó discutir, y parecían más novios que esposos.

El hombre fue arrestado por los policías a las 4:40 de la madrugada después de hacer una segunda llamada al 911, advirtiendo que estaba armado de un cuchillo y que se iba a suicidar.

Los vecinos asombrados  explicaron  que no había signos de conflicto entre la pareja, cuyos hijos adultos no sabían que su madre yacía muerta detrás de la puerta cerrada del dormitorio cuando la policía llegó  las 3:30 de la madrugada después de la primera  llamada del esposo, detalló la policía.

«¡Oh Dios mío!» dijo un vecino que lloraba «¿Cómo pudo pasar esto? No puede ser verdad. Ella era una buena persona y él también. Tuvieron un matrimonio muy largo. Me resulta extraño. Estoy realmente sorprendido», exclamó uno de los vecinos hablando con el tabloide NY Daily News.

Villar,  dejó el cadáver de su esposa en el dormitorio y huyó en un carro Nissan Rogue color negro, conduciendo hacia el barrio East New York y estacionó el vehículo en la avenida Snediker,  añade el parte policial.

La mujer, fue declarada muerta en la escena después de que la encontraron en la cama con múltiples puñaladas.

Villar hizo la primera llamada al 911 dos horas del asesinato. Le dio a la policía su ubicación, diciendo que estaba estacionado junto a un hidrante en la calle.

La policía dijo que no hay antecedentes documentados de violencia doméstica en el apartamento.

“Nunca vi ningún problema, así que me es impactante”, dijo Crystal Rodríguez, de 24 años, cuyo novio vive en el edificio. “Nunca escuché una discusión ni nada. Cada vez que vengo a verlos estaban bien. Incluso la otra noche, estaban escuchando música».

Los vecinos recordaban a  Villar como la mujer que iba a su iglesia, trabajadora y muy querida por todos.

Antes de huir, el taxista puso el seguro por dentro a la puerta del dormitorio por lo que la policía tuvo que usar un ariete para escalar la cerradura y entrar a la escena donde estaba el cadáver.

(Visited 167 times, 7 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario