LA PROXIMA GUERRA SERA POR EL CONTROL DE ARTICO

Parece que se aproxima una guerra entre Estados Unidos y Rusia por el control de Ártico, una porción de tierra y agua que tiene una extensión de algo más de 14 millones de kilómetros cuadrados, casi igual que el territorio de Rusia, que cuenta con 16 millones de kilómetros cuadrados.
La región del Ártico abarca territorios de Rusia, Estados Unidos, Canadá, Finlandia, Dinamarca, Noruega y Suecia, y es la zona donde existen las mayores reservas de riquezas naturales por lo que las potencias entraran en conflictos cada quien protegiendo su parte.
Cuando observamos el mapa encontramos que el Ártico ocupa parte del Polo Norte, las costas de Europa, Asia y Norteamérica, mientras que sus habitantes a pena llegan a unos cuatro millones de personas.
Además hay otras doce naciones que son partes del estatuto de Observadores Permanentes, entre ellos Japón y la India, países que han financiados expediciones científicas en el Ártico, lo mismo que China que se dice tiene una base científica en una isla de Noruega con rompe hielo modernos, para acceder a la zona.
La lista de riqueza que contiene el Ártico es interminable y cada país ha hecho sus investigaciones y han podidos comprobar lo que en la zona existe y que hasta ahora no ha sido explorado.
En el año 2008 en el Informe Geológico de Estados Unidos estimo que en el Ártico existen mil 670 billones de metros cúbicos de gas natural, 44 mil millones de barriles de gas natural líquido, así como 90 mil millones de barriles de petróleo, todos bajo el mar.
Además de estos recursos, en el Ártico existe un parque extraordinario de Fauna y Flora, así como bancos para la pesca y por el control de todas esas riquezas se libra un pulso entre Estados Unidos y Rusia.
En la medida que continúe el deshielo y otros territorios sean accesibles, se podrán descubrir grandes reservas de oro, zinc, níquel, diamante así como hierro.
Las grandes empresas petroleras desean con primor acceder a esas zonas del Ártico, donde la fundición del casquete polar cada año va permitiendo el acceso a lugares que antes eran imposibles.
Por estas razones el Ártico se ha puesto de moda porque es el escenario de poder y de competencia a nivel global, donde ninguno de los involucrados quiere ceder.
En el año 2007, Rusia envió dos submarinos que bajaron a cuatro mil 261 metros por debajo de las olas, esto es al lecho marino del Polo Norte donde plantaron una bandera de titanio que no se oxida como su declaración de intenciones, la cual aun sigue allí.
La guerra comienza porque Estados Unidos anuncio nuevos planes en el Ártico, justificados por la agresiva actitud de Rusia y China en la región.
El Secretario de Estado de Los Estados Unidos, Mike Pompeo sostuvo que su país no va a tolerar acciones agresivas de China y Rusia en la zona, lo que eleva las tensiones en esa región.
Indico que en la medida que se derrite más el hielo, hay mejor y fácil acceso a la zona, donde existen grandes reservas de recursos naturales por lo que se ha convertido en un lugar de competencia mundial.
Los canales que se abrirán en el Ártico han sido comparados con los de Suez y Panamá del presente siglo, lo que evidencia su importancia y el afán de las potencias por explorar el lugar.
Con la apertura de nuevas rutas las embarcaciones podrán viajar a Asia y a Occidente en 20 días y serán muchas las naciones que podrán participar en el aprovechamiento de los recursos de la región siempre que cumplan con las reglas establecidas, sostuvo Mike Pompeo.
El funcionario norteamericano critico a China, que aunque no es parte del Ártico, muestra mucho interés en la explotación con el fin de lograr grandes ventajas comerciales.
Todo esto evidencia que se aproxima una guerra estratégica, la cual será protagonizada por Estados Unidos, Rusia y China como observador, porque no quiere quedarse fuera del botín que representa la región del Ártico.
Autoridades norteamericanas reconocieron que desde el año 2012 hasta el 2017, China ha invertido más de 90 mil millones de dólares en la región, pero están en alerta debido al comportamiento del gigante asiático en el Sur de Asia y en Etiopia, lo cual preocupa a Estados Unidos.
Las criticas van dirigidas a Rusia porque supuestamente utiliza la región para expandir su poderío militar, pues mantiene su flota de buques rompe hielo, lo que es visto con preocupación por occidente, pues podría ser un factor desestabilizador.
Todo lo expuesto nos lleva a la conclusión de que pronto veremos una gran tensión en el Ártico, donde las potencias tienden grandes intereses y ninguna quiere ceder a la otra lo que entiende que les pertenece.

(Visited 51 times, 1 visits today)

Deja un comentario