FOGARATE

Dizque “tres” padres…
Cuando paso, como ayer, por la Puerta del Conde no puedo evitar reírme de lo más insólito
de nuestros mil insólitos: Que un atroz dictador, Ulises Heureaux, considerara que este país
no debía tener un blanquito como padre de la patria, por lo que decidió que también tuviera
un padre mulato (Mella, el primero que gestionó el “protectorado” de España a la naciente
República) y uno negro (Sanchez, quien apoyara la idea baecista de anexarnos a los Estados
Unidos), mientras Juan Pablo Duarte, traicionado, enfermo, pobre y lejos, proclamó hasta
su muerte: “Nuestro país será libre de toda potencia extranjera, o se hunde la isla”.

(Visited 19 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario