Las prioridades de Abinader

El gobierno de Luis Abinader  se debe enfocar, para solución inmediata, en diez renglones básicos.  De su solución  dependerá el futuro del país y la buena gestión de gobierno. No son los cantos de sirena callejeros, sino las necesidades vitales del conglomerado.

Los renglones que necesitan urgente atención y solución son la salud, la economía, la agropecuaria, el turismo, el desempleo, la educación, la justicia, la seguridad ciudadana, la reordenación administrativa y las relaciones exteriores.

De hecho este es casi un programa de gobierno que para lograr éxitos de gran importancia se necesitan cuatro años, pero la obligación de un gobierno que toma un país en crisis, es  aplicar medidas heroicas e inmediatas.

Lo más importante es la salud de todos los dominicanos. Si no se le pone control al desborde de la pandemia, nadie salvará la situación. Todos los esfuerzos del gobierno de Luis Abinader deben estar dirigidos a tratar de rebajar los altos índices de infestación.

Se necesita  puño de hierro en las medidas que se tomen. El toque de queda debe ser revisado. Tomando en cuenta lo peligroso  de la situación actual, es necesario un toque de queda de 3 de la tarde a seis de la mañana. Tiempo libre para las compras, y para que operen los servicios esenciales.

La economía tiene que ser relanzada, pero primero hay que  enfrentar el tema salud. El sistema económico se ha caído pero no está muerto y ni siquiera moribundo. Puede ser relanzado, con nuevos objetivos, más dinamismo y tomando en cuenta las necesidades de hoy, tanto nacionales como internacionales.

En cuanto a la agropecuaria, se ha hecho un esfuerzo titánico para lograr mantener el abastecimiento de comestible a toda la población, pero hay que prestar atención a las nuevas siembras y renovaciones en el campo, para que no llegue  el desabastecimiento.

A nivel mundial el turismo comienza a  abrir sus puertas, lo que hace pensar que la República Dominicana ya se puede ir preparando para recibir a visitantes a bajo nivel. Hay que garantizar medidas sanitarias extremas y mantener la limpieza de las playas y áreas de interés para los visitantes.

Desde ya el Presidente Abinader anunció la extensión de programas de asistencia social, para que las empresas del sector privado puedan mantener en nómina a sus empleados, sin tener que cancelarlos. Cesantía permanente.

Mantener los subsidios hasta diciembre es casi imposible, lo cual reseña bien claro que hay que crear una política masiva de creación y mantenimiento  de empleos, en coordinación con el sector privado. Tendré que seguir con el tema. ¡Ay!, se me acabó la tinta.

(Visited 10 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario