Crean coalición contra ruidos y caos en el Alto Manhattan que mantienen en zozobra a los residentes

NUEVA YORK._ Mientras los policías de los cuarteles 33 y 34, se mantienen indiferentes, el alto volumen de ruidos, fiestas callejeras en cuadras, estruendos de fuegos artificiales sin haber celebraciones festivas, el chirrear de los neumáticos de numerosos vehículos y el estridente sonar de motores y pasolas, es parte de la situación de violencia acústica y caos que afectan a vecindarios como Washington Heitghs e Inwood en el Alto Manhattan, las 24 horas.

Para tratar de enfrentar la situación, que también involucra a desamparados, indigentes y adictos a las drogas que pululan las calles, se creó la coalición “WaHI e Inwood for Respectful Decibel Levels” (Washington Heitghs e Inwood por Respeto a Decibeles de Ruidos), integrada por activistas comunitarios y con el apoyo de oficiales electos como el concejal de origen judío Mark Levine del distrito 7.

En una escena aberrante, un hombre afroamericano se bañaba el sábado en la tarde completamente desnudo en un hidrante de la calle 175 y avenida Audubon, ante las miradas de docenas de residentes, niñas y niños, sin que hubiera intervención de las autoridades.

A eso, se agregan los indigentes y adictos que interceptan a los transeúntes a darles dinero compulsivamente, todos, violando los protocolos de protección de COVID-19.

Gran parte de los comunitarios sostienen que la situación explotó desde que la alcaldía abrió varios refugios en diferentes áreas del Alto Manhattan.

Además, personas con visibles perturbaciones mentales, aparecen por todos lados, intranquilizando a las comunidades, en tanto, en los refugios se producen frecuentes hechos de violencia que obligan a la presencia de los policías, uno de esos centros situado en la calle 174 entre las avenidas Audubon y Saint Nicholas.

La formación de la coalición fue anunciada el lunes de esta semana por varios de sus principales dirigentes que exhibían carteles con lemas y mensajes contra los ruidos.

«El Grupo de Trabajo debe ser supervisado por la comunidad para garantizar la responsabilidad de las agencias de aplicación de la ley de la ciudad, los funcionarios electos y la Junta Comunitaria para ayudar a crear soluciones que históricamente han faltado durante años», dijo el grupo en un comunicado.

Pidieron  a las agencias de la ciudad, los funcionarios electos y la Junta Comunitaria 12 que los apoyen en su esfuerzo con el grupo de trabajo dirigido por los activistas comunitarios.

La Junta Comunitaria 12, que abarca Washington Heights e Inwood, ha recibido la mayor cantidad de quejas relacionadas con los ruidos con miles de llamadas al  311, número de emergencia de la ciudad.

Se hicieron 17,800 quejas por ruidos en las calles, 3,700 por fuegos artificiales ilegales, 9,100 por ruido residencial y 4,400 por ruido de vehículos.

«La contaminación acústica excesiva es un problema al que el distrito ha estado sujeto durante décadas, alcanzando un crescendo desde mayo hasta el presente», dijo la coalición.

«Con problemas como los fuegos artificiales ilegales durante toda la noche, las fiestas nocturnas en las aceras residenciales, la música estruendosa de los autos estacionados, las carreras de autos e incluso una rutina de desnudos en vivo que generó críticas en Twitter», dijeron los activistas.

La entidad  fue fundada en mayo con un página en facebook por la activista  Claudia Schaer y cuenta actualmente con más de 600 miembros.

«Queremos soluciones más positivas para repartir información,  multar a carros y sobre todo,  formar una coalición multiétnica para que esto no sea un grupo frente a otro y que haya un espíritu de unidad», dijo el concejal Levine.

(Visited 24 times, 2 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario