LLENO DE MIEDO

No hay dudas que la caverna empresarial oligarca, acaba de coronarse con el triunfo electoral del 5 de julio pasado han mantenido el poder como siempre, pues no hay dudas que el pueblo nuevamente lo corono con sus votos de ignorante como siempre, pues el mismo va a la urnas a depositar el voto de su hambre, de su desgracia, de su miseria, a votar por su verdugos como es esa oligarquía empresarial la que acaba de ganar las elecciones, un sistema que se apoya en los hombros de un obrero y en el hacha de un verdugo y no conoce otra igualdad que no sea la que siembra su cuchilla y corta la cabeza que no domina. Un gobierno que comienza con miedo terminará aterrorizado y este gobierno está lleno de miedo, un gobierno que será arrastrado por la tentación de intereses rancios, rebosantes de privilegios de una oligarquía empresarial sin patriotismo que la ignorancia de un pueblo momificados por su hambre lo llevó al poder pues estos viven, en bandadas como aves de carroña, nos van aponer a tomar agua contaminada con cianuro cuando le entreguen a Loma  Miranda en bandeja de plata a su amo del norte el Imperialismo Yanquis bató y cruel, exterminador de los derechos soberanos de estos pueblos de América que viven sometidos a su sistema de explotación, si queremos un cambio verdadero tenemos que destruir el Estado burgués empresarial-terrateniente, pues sin lugar a dudas que todos estos gobiernos que tenemos han sido y son cortesano al servicio directo de los monopolios norteamericanos entronizados en él, a través, que operan al compás de la dependencia en forma cuestionable como Participación Ciudadana, como el empresario Luis Abinader príncipe de Capeto que llega al poder sin programa ni planes de gobierno propios ni creativos, impregnado de ser hojas seca a merced de las corriente del viento o de la turbulencia de los ríos empresariales desbordado de poder.

La revolución sigue siendo la única alternativa, para los oprimidos y explotados, es el canto seductor, de un verdadero cambio, que debe entonar este pueblo y no seguir apoyando esa oligarquía rancia y esos Gobiernos como el de Luis Abinader príncipe de Capeto que no va a sustentar nunca ningún movimiento en contra de los círculos de la oligarquía empresarial explotadora.

Ahora bien las masas populares compuestas por los trabajadores de las ciudades y del campo, han visto a través de las elecciones que sólo representantes de los explotadores o de gentes que se han vendidos a estos explotadores, escalan posiciones a los diferentes poderes del Estado, desde los que actúan en contra del pueblo y del país.

En cambio, queremos que las elecciones sirvan para que los de abajo, los explotados, los pobres, los trabajadores, sean los que alcancen representación en todos los órganos de los poderes del Estado, desde los cuales han de defender los intereses del pueblo que lo designó y combatirá a todos los que lleven la miseria a las masas y les oprimen. Esto es la democratización del Estado y la Institucionalidad que reclamamos.

Esto sólo es posible por medio de un cambio revolucionario, no por medio del  sufragio electoral, como los partidos tradicionales como son el PLD, PRM, PRD, PRSC, los demás son pura  entelequia de oportunista sin pueblo, pues todos estos, son los responsables de todo el desastre que vivimos.

De todos estos, el que parezca el menos malo es el peor. ¡No te dejes engañar de nuevo con el cuento del cambio y que ganó el país! Ganaron los verdugos de la oligarquía empresarial, son los mismos.

Un gobierno que comienza con miedo, termina aterrorizado y este está lleno de miedo. 

(Visited 1.509 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario