Nuevo país socialista

Por el asesinado policial de un negro, cientos de miles de personas (talvez millones), con pancartas, gritos de ira y puños en alto, se movilizan contra el racismo en cincuenta grandes ciudades estadounidenses, y lo único que se le ocurre decir al paranoide que ocupa la Casa Blanca es que eso es obra de los comunistas. Si es así, debemos prepararnos para que, a veinte años del desplome del Bloque Socialista, termine el capitalismo en Estados Unidos, que pasaría a llamarse República Socialista Soviética de Norteamérica (Narciso Isa Conde sería nuestro embajador allá, claro)…¡Definitivamente Trump está loco!

(Visited 12 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario