Dominicanos en NY rompen distancia social antes de reapertura en fase 1 que comenzaría en junio

NUEVA YORK._ Antes de que se comience  reabrir la metrópolis en su fase 1, cientos de dominicanos están ya rompiendo los protocolos de distanciamiento social y parcialmente protección, porque ha bajado la cantidad de residentes en el Alto Manhattan que siguen el uso de los guantes aunque sí de las mascarillas.

En estaciones de autobuses, trenes, esquinas, cuadras, parques y plazas, los dominicanos se amontonan, aprovechando las temperaturas primaverales sobre los 70 grados y la proximidad del verano, con cientos de letreros electrónicos advirtiendo sobre el cumplimiento.

También se han tirado “al medio” reabriendo pequeños negocios como tiendas, suplidoras de productos de belleza, chucherías, ventas de chimichurris, antojos, jugos naturales, frituras y otros.

La policía también ha desescalado la persecución de los violadores de las reglas, lo que es además, aprovechado por los dominicanos para salir a las calles sin  respetar las normas de las autoridades.

Una ruidosa fiesta que realizaban al aire libre esta semana docenas de dominicanos de ambos sexos en el área conocida como “El Malecón” en la avenida Ámsterdam y la calle 196, cerca de la Plaza Juan Bosch, tuvo que ser dispersada por policías, que recibieron denuncias al 911 de residentes de la zona.

Tanto el gobernador estatal Andrew Cuomo como el alcalde Bill de Blasio han advertido que los neoyorquinos deben seguir esperando la apertura oficial de la fase 1, siguiendo los protocolos de distanciamiento social y el uso de mascarillas y guantes, así como lavarse las manos y desinfectar para evitar nuevos contagios.

El alcalde Bill de Blasio anunció ayer jueves que la ciudad reabriría la primera fase en la primera o segunda semana de junio.

Adelantó detalles parciales de cómo será la reapertura en la primera fase

“Queremos asegurarnos  que la ciudad no retroceda, y  las pruebas y el rastreo de casos de coronavirus serán la clave para que esto no suceda”, agregó de Blasio.

La  reapertura incluirá las áreas de construcción, manufactura, ventas no esenciales mayoristas y minoristas, mientras  las tiendas podrán vender con la condición de una cantidad limitada de clientes o que las mercancías sean recogidas en las aceras.

El alcalde estima que entre  200,000 y 400,000 empleados regresarían a sus trabajos en la primera fase.

Los establecimientos que se reabran y violen los protocolos de protección  enfrentarán multas, advirtió el alcalde.

En espacios reducidos solo se permitirá un cliente, y los negocios deberán desinfectar las superficies frecuentemente, revisar la salud de sus empleados, incluyendo la temperatura del cuerpo, poner señales  de distancia social y carteles con advertencias de respeto a las reglas.

El alcalde dijo que la ciudad estará dando asesoría y se enviarán inspectores municipales para supervisar el cumplimiento de  las normas.

(Visited 11 times, 2 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario