Profamilia apoya declaración de IPPF que condena esfuerzos del Gobierno de EE.UU para denegar salud sexual y reproductiva de mujeres y niñas en situaciones humanitarias

Santo Domingo, R.D.- La Federación Internacional de Planificación Familiar/Región Hemisferio Occidental (IPPF/RHO), condenó la carta enviada por el administrador interino de la USAID de los Estados Unidos al Secretario General de la ONU pidiendo “eliminar las referencias a la salud sexual y reproductiva y sus derivados” del Plan de Respuesta Humanitaria Global de la ONU, como un componente esencial de las prioridades de la ONU para responder a la pandemia de COVID-19.

En un comunicado enviado a las organizaciones socias en el mundo, la IPPF/RHO indicó que “decidir si tener hijos y cuándo tenerlos y tener las opciones y los medios para actuar de acuerdo con esa decisión, son derechos humanos fundamentales para todas las personas”.

Considera que incluir la salud y los derechos sexuales y reproductivos como parte central de la respuesta a COVID-19 es fundamental. “Las mujeres y las niñas se encuentran entre las más afectadas por la pandemia enfrentando restricciones en el acceso a los anticonceptivos, una creciente violencia sexual y de género en el confinamiento, entre muchos otros desafíos”, señala.

En República Dominicana, el Ministerio de la Mujer reporta que durante el periodo de cuarentena, entre el 17 de marzo y el 10 de mayo, la Línea Mujer ha atendido 1,257 llamadas, 532 de las cuales correspondían a denuncias por violencia física, 186 por violencia psicológica, 26 por violencia verbal y un caso por violencia patrimonial, lo cual evidencia la situación de vulnerabilidad que enfrentan las mujeres en el contexto de la pandemia por Covid-19.

Enfatiza IPPF/RHO que “negar el acceso a la atención esencial de salud sexual y reproductiva en el contexto humanitario, incluida la atención obstétrica y del recién nacido, la atención clínica para las sobrevivientes de violación, la anticoncepción y el tratamiento y prevención del VIH y las infecciones de transmisión sexual, contraviene los principios humanitarios y contribuirá al aumento de la muerte materna y la discapacidad”.

“La pandemia del COVID-19 es un desafío global que insta a una respuesta global articulada y coordinada dirigida por la Organización Mundial de la Salud (OMS). IPPF se opone firmemente a cualquier intento de socavar esto y apoya el trabajo de la OMS para proporcionar un apoyo indispensable a los países para garantizar la salud y los derechos humanos en todo el mundo” señala el comunicado difundido por la IPPF.

La IPPF es una organización no gubernamental que reúne organizaciones de más de 140 países, -entre estas organizaciones se encuentra Profamilia-, con el objetivo de promover la salud sexual y la salud reproductiva, asegurando acceso a servicios profesionales y prácticas de salud seguras.

(Visited 13 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario