Presidente Medina y gobierno con el rancho ardiendo, Banco Central inyecta US$ 1, 928 millones al mercado cambiario

(Trabajo dedicado a las provincias de La Línea Noroeste, San José de Ocoa, Santiago de los Caballeros, a Orlando Martínez, Gregorio García Castro y todos los mártires de la prensa, quienes reclaman un ejercicio periodístico al servicio de las mejores causas de la nación, como al periodista y profesional del derecho Hugo A. Ysalguez y a todos los dominicanos que combaten la destrucción de las montañas, ríos y arroyos)

Previo al discurso del presidente Danilo Medina programado para las ocho de la noche de este domingo 17 de mayo, el mandatario y el gobierno encontraron una situación nacional muy delicada por la rebelión de los comerciantes contra el cierre del 97 por ciento del comercio en el período de emergencia, el rechazo generalizado a los abusivos precios de los combustibles dispuestos en este fin de semana, el alza preocupante en la prima del dólar, denuncias reiteradas de alzas en la facturación eléctrica por parte de las distribuidoras de electricidad, la persistencia de la dañina humareda del vertedero de Duquesa, los incendios y la muy rechazada tala de árboles en San José de Ocoa, como en San José de Las Matas, Mención, Santiago Rodríguez, Da jabón y otras comunidades del Cibao y de la Línea Noroeste, al igual que los muy sospechosos incendios en los vertederos de Tamboril y Las Lavas, en Villa González, el fallecimiento de 177 ciudadanos por consumir bebidas alteradas, la expansión del COVID-19, el contagio de más de 12 dominicanos y el fallecimiento de más de 400 personas y fuertes presiones para que el gobierno varíe el toque de queda, para que en lo adelante sea de ocho de la noche a a seis de la mañana porque hunde las actividades económicas y le genera serios problemas a la ciudadanía.
En el inicio de la semana el mandatario se reunió con representantes de la cúpula empresarial, de las centrales sindicales y de la Conferencia del Episcopado Dominicano para conocer su posición sobre la situación nacional y los reclamos de reapertura gradual de la economía.
Posteriormente, el sector comercial agrupado en la Federación Dominicana de Comerciantes (FDC), liderada por Iván García, en una reunión virtual con más de 200 líderes del comercio en todas las provincias y en el Gran Santo Domingo, anunciaron que abrirían sus negocios en caso de que el no gobierno no lo permita porque “no aguantan más”.
Entre sus argumentos expuestos se encuentran que el gobierno ha favorecido sólo el tres por ciento del gran sector comercial, grandes plazas comerciales, y le ha dado la espalda al 97 por ciento de las micros, pequeñas y medianas empresas, que es la mayor incidencia en la composición del Producto Interno Bruto de la nación.
En la semana en el sector comercial que ha rechazado el cierre de ese alto porcentaje de los negocios llegó a expresar que de continuar la situación el gobierno estaría provocando una especie de “desobediencia civil”, expresión que se escuchó en una entrevista a un poderoso dirigen te del comercio entrevistado en El Gobierno de la Mañana, difundido por la estación Z-10l.
Posterior al anuncio de los comerciantes de que reabrirían sus negocios como respuesta a los abusos del gobierno, el Ministerio de Salud Pública advirtió que esto sería dañino en el periodo de la emergencia provocada por la pandemia del coronavirus.
Desde el pasado jueves hasta el fin de semana ese ministerio llevó a cabo un operativo en el Gran Santo Domingo, como en otras provincias, contra la expansión del virus, partiendo de los tantos casos de contagios y fallecimientos que se han venido registrando desde que inició el periodo de emergencia.

PRECIOS DE LOS COMBUSTIBLES
En relación a los precios de los combustibles entre ocho y hasta diez pesos, la sociedad dominicana se encuentra alarmada porque la medida se adopta cuando el precio mundial del crudo y los derivados del petróleo están en el suelo, ahorrándole casi US$ 300 millones en el primer trimestre de 2020 al país.

ALZA EN EL TIPO DE CAMBIO-REACCION DEL BANCO CENTRAL
El alza en el tipo de cambio, que según informaciones frecuentes sobrepasa el 57 por uno, en momentos en que ha bajado la factura petrolera, más de 100 mil empresas formales e informales no están operando, preocupa a la sociedad dominicana y a sus agentes económicos.
En la noche del pasado sábado el Banco Central emitió un documento que exhorta a mantener la certidumbre y la confianza en los fundamentos macroeconómicos.
El Banco Central reafirma su participación en el mercado cambiario, ante un incremento en la demanda de divisas con carácter precautorio generado por la incertidumbre asociada al impacto de la propagación del COVID-19 a nivel global.
La institución explica que, dentro de su objetivo primordial de mantener la estabilidad de precios, ha ejercido su rol de ejecutor de la política cambiaria con el fin de propiciar condiciones adecuadas de liquidez en moneda extranjera, a fin de garantizar el buen funcionamiento de los sectores productivos y la certidumbre a los agentes económicos.
El Banco Central destaca que al cierre de 2019 logró acumular reservas internacionales en niveles óptimos histórico, iniciando el año con reservas en torno al 10% del PIB, equivalentes a US$ 8, 782 millones y al 13 de mayo de 2020 las mismas ascienden a US$ 8, 603 millones, disponibilidad de reservas que ha permitido al Banco Central participar en el mercado de compra y venta de divisas, inyectando al mercado el monto de US$ 1, 928 millones, a través de su Plataforma Electrónica de de Negociación de Divisas.
“En adición, el Banco Central reitera que ha puesto a disposición de las entidades financieras US$ 622 millones a través de Repos en moneda extranjera liberación del encaje legal en dólares”, puntualiza.

OTROS PROBLEMAS
Otros problemas que complican la situación de la familia dominicana y de quienes gobiernan la nación, son las reiteradas denuncias en las redes sobre alzas en las facturas del servicio eléctrico que ofrecen las distribuidoras de energía, las quejas del pueblo por la persistencia de la humareda del incendio de Duquesa, que enferma la ciudadanía, la muerte de 177 dominicanos por el consumo de bebidas adulteradas y la introducción de clerén y triculí por la zona fronteriza, como los incendios de vertederos y montañas en pueblos del interior , como una tala de árboles en San José de Ocoa, San José de Las Matas, Monción, Santiago Rodríguez, Da jabón y otras zonas de la nación como si no hubiera gobierno en la República Dominicana.

PREGUNTAS CONTUNDENTES
¿Cuántos presos hay por la muerte de 177 dominicanos que han fallecido por el consumo de bebidas alcohólicas adulteradas?
¿Por qué no meten presos a loa que destruyen la nación talando árboles, poniendo en peligro ríos, arroyos, presas, acueductos y el suministro de agua a la ciudadanía, produciendo de alimentos y la generación de energía?
¿No puede el gobierno apresar, someter a la justicia y botar las llaves de las cárceles, a los malos y dañinos dominicanos que han derribado miles de árboles en la Línea Noroeste, Monción, San José de Ochoa y otros puntos de la nación?
¿Por qué el gobierno no se interesa en investigar los más de cincuenta incendios forestales, que ponen en peligro el área protegida del Cerro de Chacuey, que suple agua a 19 acueductos rurales y dos presas?
¿No sabe el gobierno el daño de esos incendios a las comunidades de Restauración ¿Loma de Cabrera, Partido y otras comunidades de la Línea Noroeste?
¿Por qué el presidente Danilo no convoca urgentemente a la Coalición de Organizaciones Ambientales de la Línea Noroeste, al vocero de Movimiento Popular Dominicano (MPD), Fernando Hernández, de Esperanza, como a los directivos de Ochoa de Pie para abordar la situación de emergencia en la foresta en la Línea Noroeste, Sajoma, Monción, Santiago Rodríguez, Dajabón, Montecristi, San José de Ocoa y otras poblaciones?
¿Por qué el gobierno no investiga los incendios forestales de Duquesa, Tamboril, Las Lavas y otras poblaciones de la nación? Unos pocos no pueden talar los árboles de la nación para beneficio personal, en contra del interés nacional. Merecen no salir de la cárcel y pagar los daños ecológicos al país.
¿Por qué el presidente Danilo Medina no ordena apresar y llevar a la cárcel a los taladores y a los que operan aserraderos, talando los árboles en la nueva carretera que por dentro comunica a Monción y Santiago Rodríguez?
¿Por qué permitirle a esos taladores y destructores de montañas acumular fortunas destruyendo la foresta nacional entre Monción y Santiago Rodríguez?
¿Por qué no meter presos y que paguen el daño a la nación los taladores de árboles en Villa de los Almácigos, Sabaneta y Moncion?
¿Por qué no hacer lo mismo con los taladores de árboles en diferentes puntos de San José de Ocoa y obligarlos a reponer el daño a la naturaleza, a igual que en todos los pueblos afectados por la situación?
¿No pudiera dejar sin agua la presa de Valdesia, que la suple al Gran Santo Domingo, la alarmante tala de árboles en las montañas de Ocoa?
¿Por qué permitirles a unos pocos dominicanos dañinos hacerse millonarios con la tala de pinos y caoba?
El gobierno del presidente Danilo Medina debe accionar para que no aparezca en la historia como el que ha permitido la mayor destrucción de las montañas, desaparición de ríos y arroyos.
Si las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional son tan eficientes con el aparataje que han demostrado en el toque de queda y los retenes, ¿por qué no apresan a los taladores de árboles, a los que extraen arena en diferentes ríos y en las playas de Azua, profundizan sobre los incendios forestales y en los vertederos?
¿No es una amenaza a la nación la destrucción de las montañas, ríos y arroyos?
¿No ponen en peligro la tala de árboles y los incendios las presas y acueductos construidos con los fondos públicos?
¿Por qué no esposan y llevan a la cárcel a los que con aserraderos se comen los árboles de las montañas?
Seguiré con el tema cada vez que sea necesario, pues no se debe permitir que continúe la destrucción de los recursos naturales del país.
El momento es para derrotar el coronavirus, fortalecer la democracia con las elecciones de julio, garantizar el voto a los dominicanos en el exterior, enfrentar los incendios y tala de árboles en zonas boscosas, bajar el tipo de cambio, no abusar con los precios de los combustibles y la factura eléctrica, llevar a la cárcel a los taladores de árboles y cerrar los aserraderos, preservar los ríos y montañas.
Además, de preservar las empresas, los empleos y la salud del pueblo dominicano.
De llevar a la cárcel a los autores de las bebidas adulteradas. ¿Cómo es eso de que en patios adulteran bebidas y que el clerén y el triculí entran como si nada al país por la zona fronteriza?
¿Quiénes se hacen millonarios con la adulteración de bebidas, violando leyes y provocando la muerte de casi 200 dominicanos?

(Visited 64 times, 2 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario