Jarabacoa industrial y comunidad ecoturística

Uno de los pueblos que más inspiraciones positivas genera a quienes lo visitan, es Jarabacoa, comunidad industrial y ecoturística.
Pueblo montañoso perteneciente a la provincia de La Vega, es ideal para unas vacaciones o para residir por su clima, arboles, gastronomía novedosa, hoteles muy creativos, villas, el excelente trato de sus moradores a los visitantes micros, pequeñas y medianas industrias, además de contar con muy visitada confluencia que une los ríos Yaque del Norte y Jimeno, es muy encantador.
Desde las arepas de Bayacanes, cocos de agua acabador de tumbar, helados de Ivón,el bizcocho de zanahorias, el pan de nata, la cepa de apio, sus flores, viveros, sus fresas, sus dulces y mermeladas, mabí y mermelada de tayota, la mermelada del morrón rojo, sus muebles, sazones pueblerinos, sus diferentes tipos de cafés, incluyendo el de Milagros, en Bayacanes y todos los que produce la familia Ramírez, Jarabacoa es una comunidad con gran incidencia en la economía de la provincia de La Vega, el Cibao y el país.


A nivel agroindustrial, en Jarabacoa hay que resaltar las pulpas de guayaba fresa, la mora y de otras frutas y cítricos, como la chinola.
Cuando se habla de Jarabacoa, hay que hacer énfasis en su agroindustria cárnica, comenzando con su tocino y carne salada, acompañados de la variedad de yuca y la cepa de apio salcochada, como los diferentes tipos de vegetales, cebolla y papa que se producen en la ciudad de la eterna primavera.
Jarabacoa aporta al PIB con la construcción de miles de villas ecoturísticas, la demanda de bienes y servicios que genera la presencia de miles de visitantes todos los fines de semana.
Además, con la compra y venta de solares, consolidando su economía inmobiliaria.
Unos van a disfrutar el turismo de aventura en Jarabacoa, otros a aprovechar sus saltos de agua, gastronomía, postres como el dulce de coco con leche de Sabaneta y sus muy sabrosos platos de tocino al caldero y sus longanizas fritas, a la plancha y al horno.


Pero el mayor deseo es aprovechar la estadía para disfrutar un pueblo dominado por una naturaleza inspiradora de vacaciones apartadas de los tantos problemas que afectan a los ciudadanos del mundo.
Jarabacoa es ciudad de Dios.
De amor al visitante.
De cafetales en sus montañas.
Un pueblo que pone gran atención al procesamiento de uno de los mejores cafés de la nación.
Para arribar a Jarabacoa, lo primero es que ese pueblo encantador se encuentra ubicado a 525 metros sobre el nivel del mar y para subir o retornar del mismo hay que utilizar cambios especiales en los vehículos.

LA INDUSTRIA
En Jarabacoa procesan el café producido en la zona, agua para consumo humano, la macadamia, coco, leche y la agregan valor a la harina de trigo, frutas, vegetales, víveres, a las carnes de pollo, res y cerdo,
Además, producen vinos de frutas, mermelada de morrón rojo, helados de leche, batata, piña, coco, chinola, tamarindo, aceite de macadamia, pulpas de diferentes frutas, quesos, equipos para industrias y agroindustrias, puertas y ventanas de aluminio, blocks, productos derivados de la madera, muebles, sillas, hielo, panes, productos de repostería, mofongo, diferentes tipos de arepas, dulces, mabí y mermeladas.

LO QUE MUEVE LA ECONOMIA DE JARABACOA
Los miles de visitantes durante la semana que visitan sus diferentes comunidades, los que se dirigen a Manabao, La Ciénaga, Pico Duarte, los que compran o alquilan villas, construcciones de villas, los visitantes de sus restaurantes, el dinamismo de La Tinaja, sus estaciones de combustibles, supermercados Jarabacoa, El Cofre y otros, sus hoteles, negocios de flores, fresas, dulces, su mercado, heladerías, panaderías, restaurantes de parrilladas, ferreterías, colmados, fábricas de muebles, puertas y ventanas, reposterías, fábricas de block, sus ranchos, movilizan la economía de ese pulmón natural que es Jarabacoa.
Los que visitan Los Dajaos, La Confluencia, Las Guazaras, Salto de Jimenoa, Ranchos Baiguate o Jarabacoa, sus hoteles Pinar Dorado, Jimenoa y muchos otros, la zona de Pinar Quemado, dinamizan la economía de ese pueblo adorado.

GASTRONOMIA
Sus arepas, carne salada, tocino, longanizas, pan de nata, puré de cepa de apio salcochada, cafés, helados de Ivón, los dulces de coco con leche de Sabaneta, su queso de hoja, su bizcocho de zanahoria, café con valor agregado a mano, dulces en almíbar y mermelada de fresas, fresas frescas con dulce de leche, su mermelada de morrón rojo, bistec encebollado con puré de cepa de apio o papas, mabí y mermelada de tayota, cerdo a la leña, se encuentran entre los tantos platos que identifican la gastronomía de Jarabacoa.
Si usted visita Jarbaca, de seguro que disfrutara las parrilladas en las villas, restaurantes y hoteles.
Los Helados de Ivón, de batata, coco, tutifrutti, tamarindo y otros.
Si les gustan los jugos batidos, la pulpa de guayaba-fresa, chinola, mora y otras que producen y comercializan allí, se lo garantizan.

LO CUIDAN
Jarabacoa es un pueblo muy cuidado por sus habitantes, excluyendo a unos pocos que hacen daño a la foresta con la tala indiscriminada de árboles y que destruyen sus fuentes de agua, algo criminal e inaceptable.
Otros que se entregan por el desarrollo de la comunidad son el Clúster Ecoturístico de Jarabacoa, quien promueven todos los encantos naturales, los salesianos, la Cordillera Central, balnearios, agradable temperatura, su turismo de aventura, sus flores, ríos, saltos, ríos, arroyos, folclore, corredor serrano, vegetación, religiosidad, asociatividad, identidad cultural, historia, gastronomía, aparato productivo, parques, sus deportes acuáticos, los que batallan para que no contaminen los Ríos Yaque del Norte, Camú y otros ríos y afluentes, centros educativos, Salto de Baiguate, Salto de Jimenoa, su River Club, de Babby Caraballo; el Riviera Country Club, Rancho Jarabacoa, sus muy concurridos parques, restaurantes típicos, los encuentros en la Confluencia, los caballos, los atractivos espacios en la avenida La Confluencia, lugares de diversión y mucho más.
Igualmente, los que manufacturan sus cafés, los que trillan el café a mano, los que ofertan los deportes extremos, los ciclistas de montaña, los que reforestan sus montañas,

PRIMICIAS DENUNCIA A LOS DESTRUCTORES
Primicias ha denunciado en sus ediciones el daño a la foresta y a las montañas por criminales que solo piensan en sus intereses particulares.

(Visited 479 times, 4 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario