2020, año complicado, excesivos gastos en dos elecciones municipales, por el COVID-19, amenaza de quiebra masiva de empresas y pérdida de empleos, parálisis económica y gran contaminación

El año 2020 es uno de los más complicados para la humanidad y en lo que respecta a la República Dominicana ha llevado al colapso a las micros, pequeñas, medianas empresas, productores agropecuarios de Rancho Arriba, Constanza, San José de Ocoa, Jarabacoa y otras zonas productivas del país, el transporte desde Santo Domingo hacia las diferentes provincias, comercio formal e informal y mipymes que que no ha abierto sus puertas en lo que lleva la emergencia y que están acorraladas por una situación económica que nunca se imaginaron.
Al momento de escribir este trabajo periodístico los empleados suspendidos por más casi 50 mil empresas suman más de 846 mil empleados, de los cuales 212, 834 trabajadores no han recibido ingresos desde que se inició una emergencia que se ha trasladado al mes de mayo.
Esos 212 mil empleados han sido excluidos del programa Fase del Gobierno y parece que no son dominicanos igual que los que han sido beneficiados.
Los 846 mil empleados suspendidos representan casi el 50 por ciento de los empleados formales y el gobierno debe ponerle atención especial a las más de 46 mil empresas que los suspendieron, que pasan las de Caín producto del cierre de operaciones que ha traído la crisis sanitaria del COVID-19.

CRISIS DEL COVID-19 Y EL DOBLE GASTO EN LOS COMICIOS MUNICIPALES
La crisis sanitaria ha provocado una crisis en precedentes en las últimas décadas en la economía de Europa, Estados Unidos y los países de América Latina.
En lo que concierne a la República Dominicana, coincidió con las elecciones municipales de febrero y marzo pasado, como el doble gasto en esos comicios, por la suspensión del primer proceso electoral programado para el 16 de febrero de este año.
A esos muy criticados gastos en dos elecciones, se suma todo el dinero que está destinando el gobierno para combatir la expansión de un virus que al jueves de esta semana había contagiado a casi siete mil y el fallecimiento de 301 personas, lo que confirma que poco a poco el COVID-19 ha venido golpeando el Gran Santo Domingo y las diferentes provincias.
Con las pocas pruebas que se hacen a ciudadanos, se conoce casi a diario el crecimiento de cientos de personas contagiadas y el auge de los fallecidos.
La situación del COVID-19 se agravó en la provincia de Puerto Plata, donde las autoridades se han visto obligadas a poner en marcha un cordón sanitario por la participación de cientos de personas en una actividad pública con la presencia de un supuesto peregrino que habría llegado al lugar, violentando la cuarentena.

IMPACTO EN EL MUNDO
El COVID-19, se divulgó en la semana, podría provocar el cierre de 436 millones de empresas en el mundo, mientras la economía norteamericana se contrajo en 4.8% en el primer trimestre.
Lo que ocurre con la economía norteamericana, donde las empresas han suspendido a más de 27 millones de empleados, perjudicando el envío de remesas a la República Dominicana y muchas otras naciones.
La crisis sanitaria del coronavirus perjudica las remesas, inversión extranjera directa, turismo, ingresos fiscales del gobierno y todas las actividades productivas de la Republica Dominicana y otras naciones.
En el plano local, el dólar se ha disparado y hay tres versiones sobre el comportamiento del tipo de cambio en la semana: unos dijeron que la tasa de cambio oscilaba entre RD$ 54.30 y RD$ 54.40, otra información que da cuenta de que la tasa referencial del mercado cambiario cerró el martes 28 de abril a RD$ a RD$ 54.41 y por ventanilla bancaria se vendía a RD$ 55.35 para la venta, hasta que se cotizara a RD$ 56.30 en un banco comercial el pasado miércoles 29 de abril pasado.
El periódico El Nacional publicó el miércoles pasado que “el precio de venta al público del dólar se cotizó el 29 de abril hasta RD$ 56.30, lo que fue constatado en operaciones de compra realizadas en uno de los grandes bancos comerciales del país.
Explica que en ese banco el dólar se cotizó el día anterior a RD$ 56.20.
Se hizo énfasis en que ambas cotizaciones eran para pequeñas cantidades.
A mediados de semana la Federación Dominicana de Comerciantes (FDC) denunció que el sector comercial estaba adquiriendo dólares entre RD$ 55.55 y 56.15, reclamando que los bancos vendan los US$ 1,800 millones que tienen depositados en cuentas de inversiones en Estados Unidos.
Ese dinero, según la FDC, atenderían la demanda de divisas para importaciones del comercio, importadores y del sector industrial.
Expone que se necesitan materia prima para la producción nacional.
De su lado, El Consejo Nacional de Comerciantes y Empresarios (CONACERD) reconoce que por la labor del Banco Central la tasa del dólar solo subió O.72 centavos de peso desde el 17 de marzo de este año, hasta el pasado 28 de abril.

MERCADO CAMBIARIO, SITUACION DIFICIL EN RL PRIMER CUATRIMESTRE
Ha sido muy difícil la situación del mercado cambiario en el primer cuatrimestre de 2020.

CAEN LOS INGRESOS DEL ESTADO
La crisis sanitaria ha impactado negativamente los ingresos fiscales del gobierno.
Igualmente, cayeron en más de 10% las recaudaciones del gobierno en marzo pasado por efectos de la crisis sanitaria.
El director general de Impuestos Internos, doctor Magín Díaz, reveló el impacto de la crisis sanitaria en las recaudaciones del mes de marzo pasado.

GOLPEA SECTORES PRODUCTIVOS
La expansión del COVID-19 e ha golpeado las remesas, turismo e inversión, mientras el Banco Mundial pronostica un cierre del año 2020 con un crecimiento plano del 0 por ciento en el país.
El Banco Mundial revela que la pandemia afecta a los países de América Latina y el Caribe y proyecta un crecimiento negativo en la región.
La epidemia ha colocado en una situación explosiva los empleos de más de 27 millones de personas que se han visto obligadas a solicitar ayuda al gobierno de Estados Unidos por el desempleo.
Ahora los diferentes gobiernos estudian cómo van a recuperar la economía en momentos en que caen sus ingresos fiscales y alarman la suspensión de millones de empleados por los efectos de la crisis.
Los gobiernos y bancos centrales dedican sus esfuerzos a intentar garantizar la estabilidad macroeconómica en medio de una economía paralizada.
Las recaudaciones fiscales cayeron en RD$8,000 millones de pesos en el mes de marzo, período en el que comenzó la primera etapa de distanciamiento social implementada por el Gobierno para contener el avance del Covid-19.
La información la ofreció Magín Díaz, titular de la Dirección General de Impuestos Internos, quien indicó que está a la espera de ver cómo termina el mes de abril.
Enfatizó que este es un periodo muy complicado para hacer proyecciones de mediano plazo.
“Esta es una situación muy compleja que está enfrentando el mundo entero, así que vamos a esperar cuando se reaperture la economía, cómo va a ser esa apertura y cómo se irán recomponiendo los ingresos tributarios”, afirmó.

SUGERENCIAS
Diferentes voces sugieren que sean destinados a la lucha contra la crisis sanitaria los millones de pesos destinados al barrilito utilizado por legisladores.
Otros sectores presionan para que el Congreso Nacional aprueba un proyecto de ley que disponga la entrega a los trabajadores de un 30% del dinero ahorrado en los fondos de pensiones.

CRISIS SANITARIA MOTIVA MEDIDAS DEL GOBIERNO
El impacto de la crisis sanitaria en la economía dominicana, ha obligado al gobierno a adoptar diferentes medidas, entre las que se encuentran buscar fórmulas para ampliar el monto de dinero prestado a las micros, pequeñas y medianas empresas.

ATENCION A LA TEMPORADA CICLONICA
La temporada ciclónica, que arrancará el 1 de junio, merece atención especial porque pudiera ser activa, de acuerdo a los pronósticos.
Se cree que el calor podría provocar el surgimiento de una gran cantidad de huracanes.
En las últimas décadas huracanes han provocado pérdidas millonarias y de muchas vidas en la República dominicana.

BUSCAN COMO AMPLIAR PRESTAMOS A MIPYMES
Santo Domingo. El gobernador del Banco Central, Héctor Valdez Albizu, el ministro de Hacienda, Donald Guerrero y el superintendente de Bancos, Luis Armando Asunción, sostuvieron un encuentro en el que se ponderó la posibilidad de crear nuevos mecanismos dirigidos a afianzar el acceso crediticio a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes), contando con la participación de las entidades pertenecientes al sistema financiero dominicano.
Tomando en consideración la sugerencia planteada por el presidente de la Federación Dominicana de Instituciones Financieras, Luis Molina Achécar, el presidente de la Asociación de Bancos Comerciales de la República Dominicana (ABA), Crhistofer Paniagua, y el presidente ejecutivo del BHD León y vicepresidente del consejo directivo de la ABA, Steven Puig; las instituciones reunidas repasaron la situación actual de la cartera de crédito de las Mipymes en el sistema financiero nacional, considerando el impacto económico del coronavirus en el país.
De su lado, el ministro de Hacienda, Guerrero señaló la importancia de continuar profundizando la evaluación de mecanismos que se pudieran implementar en el país para mitigar el impacto de la covid-19 en el sistema financiero, dada la situación particular que presentan las Mipymes por la interrupción de las actividades económicas, y de esta manera evitar deterioro de la situación financiera de las entidades de intermediación financiera.
Durante la reunión se discutieron mecanismos de garantía y financiamiento para los sectores productivos, especialmente en el sector de las Mipymes.

(Visited 80 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario