Aceptaran algunos políticos que se creían ganados en las elecciones a celebrarse en Julio, con algunas propuestas hechas a la JCE, para que no sea un fracaso ese certamen electoral

Aceptarán algunos políticos, del sistema electoral, que antes de ocurrir lo que está aconteciendo con esta situación Sanitaria, se creían que ya estaban ganado desde hace mucho tiempo las próximas elecciones Generales, Presidenciales y Congresionales del próximo 5 de julio Ahora ha surgido una propuesta desde algunos punto de vista favorable para implementarse a la  Junta Central Electoral (JCE), por el  Centro de Asesoría y Promoción Electoral Internacional, para buscarle  un protocolo sanitario antes de las proximidades del certamen electoral quienes   recomienda realizar las jornadas electoral en dos días o más, a fin de evitar una gran afluencia de personas y garantizar así el desarrollo del certamen.

¿Cómo aquí muchos  actores del sistema de partido en el país, cuando ven que sus intereses político quiérase prácticamente han fracaso por el giro sin querer nadie ha dado, que ha sido  del cielo a la tierra porque ahora el que ofrezca mejor bienestar y este brindando ayuda a la población que está sufriendo los rigores de esta mortal pandemia del coronavirus o COVID-19- será indudablemente el mejor valorado al momento de emitir su voto, y eso ya se comienza a  notarse en algunas encuestas (que aunque muchas están viciadas), empero la gente cuando expresan su inquietud en los programas de Televisión, en las redes sociales en fin todo a cambiado.

Entonces esos personajes políticos  querrán luego buscarle  la cuatro patas al gato, de no ser favorecido por las masas popular quizás ayer se creían muy aceptado en el seno del pueblo ahora no son, puedan decir que eso se podía dar al traste de supuesto fraude electoral, sobretodo quienes se sienten que ya ganaron las elecciones, no sabiendo que después de esta pandemia el panorama ha  cambiado, todos menos la mente de la gente

Pues el planteamiento lo recoge el organismo internacional en un protocolo para celebrar elecciones en tiempos de una crisis sanitaria, donde plantea dar prioridad a los grupos vulnerables y valorar la posibilidad de extender el horario de la jornada electoral.

Sostiene que se hace necesario dar facilidad a las personas con condiciones especiales de salud, considerando en caso de ser posible las modalidades de voto en casa o voto postal

Además, ve necesario replantear el número de votantes que pueden ejercer el sufragio de manera simultánea en cada mesa de votación o junta receptora de votos.

CAPEL sugiere hacer gestiones para que las fuerzas de seguridad incrementen su colaboración para velar por el distanciamiento social fuera y dentro de los centros de votación, conjuntamente con el orden en el interior de los recintos.

Ve conveniente, designar un personal auxiliar que supervise el cumplimiento de medidas de higiene dentro de los centros de votación con la ayuda de las fuerzas de seguridad. También considera pertinente valorar la reducción del número de votantes en los colegios electorales y tomar la temperatura de los electores.

Refiere que, en caso de realizar la votación durante dos días, se deben definir los parámetros relacionados con el escrutinio y la seguridad electoral.

Ante esa posibilidad CAPEL propone elaborar un instructivo que identifique los pasos a seguir durante el escrutinio, considerando la normativa sanitaria y medidas de higiene (desinfección, distanciamiento social, utilización de implementos como mascarilla y guantes).

De igual modo, que se contemple la posibilidad de realizar la mayoría de los pasos para completar el escrutinio de manera digital. Hace mención a nuevas herramientas informáticas para agilizar la transmisión de los resultados.

“Seguramente el intercambio entre organismos electorales, en el que CAPEL cree con firmeza y convicción, permitirán definir la ruta que cada uno de ellos determine para enfrentar este desafío sin precedente en las Américas: bajo el efecto de una pandemia, garantizar el derecho a la salud de ciudadanos y ciudadanas sin menoscabar sus derechos políticos”, señala el documento.

Las reflexiones

En el documento que recoge sugerencias y recomendaciones, CAPEL precisa que la celebración de un proceso electoral, es una de las actividades que más personas a la vez moviliza en un Estado, y, en una crisis sanitaria, esto significa un alto riesgo de propagación y contagio de enfermedades, como en el caso del COVID-19.

En este sentido, sostiene que es fundamental que los organismos electorales cumplan con normas de salubridad que aseguren las condiciones para que las y los ciudadanos puedan acudir a los centros de votación a ejercer el sufragio.

De lo contrario indica se pueden propiciar altos índices de abstencionismo y por lo tanto se estaría atentando contra los derechos políticos de las y los votantes. Apunto que se precisa hallar protocolos de acción que, sin sacrificar los derechos políticos, resguarden el derecho a la salud.

(Visited 34 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario