UNA CRÍTICA INJUSTIFICADA AL PEREGRINO Y AL ALCALDE DE PUERTO PLATA

Por Esteban Rosario

He leído y visto en numerosos medios de comunicación y redes sociales varias críticas al peregrino y al acalde de Puerto Plata, por movilizar miles de personas en medio de la pandemia del coronavirus COVID 19. Y esas críticas son injustificadas, porque se quedaN en la apariencia de las cosas. Si se parte del peligro del contagio se tiene razón en la crítica. Pero ese no es el problema. El desarrollo de la humanidad ha demostrado, durante sus más profundas crisis, que el ser humano se refugia en la religión y actividades supersticiosas para enfrentar el miedo y la incertidumbre. El miedo fortalece la fe en Dios. La incertidumbre ofrece al ser humano una oportunidad para buscar fuera de la ciencia cualquier solución. Dios, los santos, las vírgenes como las supersticiones, son refugios correctos de los humanos para enfrentar la muerte y el dolor. Por eso, cuando tiembla la tierra, la gente sale al medio de la calle y se hinca y reza, clamando la ayuda y el perdón de Dios.
Rezar y marchar en honor a Dios no es criticable. Es llenar un vacío frente al miedo y la muerte. Por tanto, es una estupidez criticar la peregrinación de Puerto Plata. Solo los estúpidos que no estudian los fenómenos socioculturales se dedican a criticar esa peregrinación a pesar del peligro que representa. Estudien por favor!.
Nota: si usted no tiene capacidad para reflexionar sobre este fenómeno, mejor váyase a bañar.

(Visited 55 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario