La reconstrucción nacional

Es necesario conformar una comisión de reconstrucción del país. Que vaya trabajando desde ahora en una etapa de planificación, para tener soluciones a mano cuando se controle el coronavirus.

La producción económica se ha caído y hay que levantarla. Las grandes empresas que están cerradas y con sus empleados en casa, no se rehabilitaran porque un día llegó el momento de reabrir.

Ahora mimo solo están despachando  de forma masiva los supermercados, las farmacias y los colmados. Están cumpliendo con una tarea titánica de alimentar a la población. A pesar de la avalancha de compradores, no se ha caído en un desabastecimiento total.

Una comisión de reconstrucción se encargaría de estudiar las necesidades a futuro y como el país se podría colocar de nuevo en su camino tradicional. Lo primero es el sector turístico, totalmente caído con la llegada de la versión local del coronavirus.

El turismo no se va a poner en pie frotando una lámpara de Aladino, sino con un gran esfuerzo, y sobre todo ofreciendo seguridades a los visitantes. Eso llevará tiempo. Una reorganización que debe comenzar a planificarse desde ahora.

El comercio está cerrado y para que funcione de nuevo, hay que darle impulso a futuro. Con las escuelas hay que partir de la realidad de que este año escolar se perdió. Se está llevando a cabo una variedad de recibir la educación vía internet, pero ello no garantiza el desarrollo de un verdadero año escolar.

Ya hay que ir pensado en realidades. Este año escolar está suspendido y a duras penas si se impartirán algunas materias. Hay que ir preparando el próximo año lectivo y tratar de mantener la conexión actual  con los estudiantes, para que no abandonen las aulas.

Lo primordial ahora es la lucha contra el coronavirus, pero hay que tener a la comisión de retaguardia. A ella le corresponderá llevar  a cabo una tarea de reconstrucción nacional. El país va cambiar, y nada será igual cuando esto termine.

Vienen unas elecciones nacionales, donde se escogerá al próximo presidente. Los candidatos presidenciales deben tener su representante en esa comisión. Hay que comenzar a trabajar desde ahora, porque el futuro comienza hoy.

Una comisión de este tipo no significa que se descuide la lucha contra el coronavirus. Un puñado de planificadores puede trabajar en forma paralela. No podemos pensar que cuando se termine el brote, entonces se comenzará la planificación y la reconstrucción. El futuro se hará realidad, con el paso que demos hoy. ¡Ay!, se me acabó la tinta.

(Visited 12 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario