Empresario dominicano impedido de regresar a RD con hija y esposa denuncia Gobierno les viola derechos constitucionales

NUEVA YORK._ El empresario dominicano Eudis Simeón Ramírez Estrella, quien se encuentra varado en el hotel Hilton en las inmediaciones del aeropuerto John F. Kennedy desde hace varios días, junto a su hija Camila Ramírez Ureña y su esposa Martha María Ureña Hernández y están siendo impedidos de regresar a la República Dominicana por sospechas de contagio con el coronavirus, denunció que el Gobierno de su país a través del Ministro de Salud Pública, les están violando sus derechos constitucionales, hablando en una entrevista telefónica el sábado con este reportero.
Pidió al presidente Danilo Medina que autorice la entrada de él y su familia, y está dispuesto a ponerse en cuarentena durante los 14 días reglamentarios.
“Entiendo que nos confinarán a los tres juntos, donde sea, debajo de un puente, pero en mi país donde yo tengo que estar”, agregó.
“Quiero una esperanza, quiero estar en mi país, aunque me metan preso. Estamos tratando de soportar lo más que podamos, pero la situación es muy difícil”, narró acusando al ministro de salud pública de irrespetar y conculcar sus derechos civiles y constitucionales, porque su caso no califica en un estado de excepción como el que ha generado la crisis del coronavirus.
Ramírez Estrella, propietario de la pequeña empresa “Mundo Fibra” situada en el kilómetro 17 de la autopista Duarte en Santo Domingo, que se dedica a fabricar productos de fibras de vidrio, aclaró que él, su esposa ni su hija, no han estado en contacto con nadie contagiado y mucho menos estar infectados por el COVID-19, por lo que las autoridades dominicanas no tienen ninguna evidencia de que ellos puedan representar un riesgo a la salud pública de su país.
“Somos dominicanos de pies a cabeza y creemos que la actitud del ministro de salud pública, no tiene ninguna justificación para negarnos la entrada en la tierra en la que nacimos y a la pertenecemos por derecho al suelo, a la sangre y la constitución”, agregó Ramírez Estrella.
Relató que la situación por la que atraviesan en el hotel es precaria, aunque se está desenvolviendo parcialmente, pero comiendo una vez al día.
“Mis otros dos hijos más pequeños, que están al cuidado de mi madre de 62 años en la República Dominicana, se desgarran en llantos cada vez que hablan conmigo por teléfono y la niña me pregunta que si el avión se daño y cuándo es que lo van a arreglar para nosotros regresar”, añadió.
El empresario dijo que ante gestiones hechas en el consulado de Nueva York, la sede hizo su trabajo pero el ministro de salud pública les revocó el permiso de entrada, negándoles el regreso a su patria.
Explicó que compró los tres pasajes de regreso en la agencia Copos Blancos Travel del Alto Manhattan, y están hospedados en el hotel desde el 26 de este marzo, porque el vuelo de regreso era para el 27 a las 12:00 mediano.
“A pesar de que el consulado nos ha ayudado mucho, el Gobierno nos negó la entrada, a personas que no tenemos nada que ver con Estados Unidos, no somos ciudadanos americanos, somos turistas dominicanos, y no se explica que a un turista que está en otro país y hace todas las gestiones, no se le permita la entrada a su propio país. Entonces… ¿a cuál país pertenezco sino es a la República Dominicana?”, dijo Ramírez Estrella.
“Nos quedamos varados aquí, vinimos de Michigan, cerca de Canadá y tuvimos que hospedarnos en un hotel, y ahora estamos en el medio”, añadió el empresario.
“Seguimos esperando que con esta denuncia, las autoridades se motiven a resolver mi situación y las de 100 personas más que estamos varados en Estados Unidos. Vinimos después de las elecciones municipales de Marzo por 6 días, cuando los focos de riesgo eran China, Italia, Irán y España, pero de repente nos sorprendió la propagación del coronavirus”, añadió.
Dijo que se le dio 24 horas para regresar, pero estando en Michigan, donde no hay vuelos directos a República Dominicana y hubo que hacer escala.
Informó que el consulado les consiguió un avión ferry de la aerolínea Delta, cuyos pasajes le costaron $306 dólares más impuestos, pero cuando llegaron al hotel desde Michigan, encontró un mensaje del consulado de que lamentablemente, el ministerio de salud les revocó el permiso para regresa al país.
“La agencia nos reembolsó el dinero, no quería dinero, sino el regreso a nuestro país”, dijo. Añadió que vino a visitar a un amigo que hacía varios años que no veía.
“Viajamos el viernes 13 de marzo, tres días antes de las elecciones municipales y ya el martes 17, el presidente en su discurso anunció el cierre de los aeropuertos. Tengo pruebas de que cambié los vuelos el miércoles 18 para volar a Santo Domingo, pero cuando me voy a chequear, podía llegar a Newark, pero no seguir a República Dominicana, pero las líneas no se arriesgaron aunque la hora era hasta las 6:00 de la mañana”, explicó.

(Visited 47 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario