AIRD confía en las medidas tomadas para superar la crisis causada por el COVID-19

Llama a la población a profundizar el aislamiento social y seguir acatando las disposiciones del gobierno

República Dominicana vive un momento en que son claves la solidaridad y la responsabilidad, tanto individual como de los diversos sectores que componemos la vida social, política y económica de la nación, expresó Celso Juan Marranzini, presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD).

“Valoramos como muy positivas las medidas anunciadas por el presidente Danilo Medina en favor de los sectores más vulnerables del país y en favor de preservar el aparato productivo, el empleo, el suministro de bienes básicos y, en definitiva, viabilizar desde ahora las duras tareas de la recuperación que debemos afrontar tras la superación de esta crisis”, indicó Marranzi.

Consideró imprescindible profundizar las medidas de aislamiento que actualmente vive la población y expresó que se trata de responsabilidad para con la propia familia y para con el país, ya que esta amenaza a la vida de los dominicanos “requiere la unidad de todos en torno al confinamiento voluntario y a las orientaciones dadas por las autoridades de Salud Pública”.

“Es una cruzada en que cada uno importa. Evitemos la concentración innecesaria de personas, tomemos todas las precauciones, actuemos diligentemente ante los síntomas”, pidió el presidente de los industriales.

Reafirmó el compromiso del sector con la salud y bienestar de los dominicanos.

Las medidas del Presidente Medina

Al referirse a las medidas sociales dispuestas anoche por el presidente Danilo Medina, las valoró positivamente entre ellas la de facilitar gratuitamente las pruebas de COVID-19 a un segmento vulnerable de la población: aquellos que cuenten con prescripción médica y tengan 59 años o más y alguna condición de salud considerada de riesgo, como hipertensión, diabetes, enfermedades respiratorias, cáncer, insuficiencia renal, entre otras, así como a aquellos que presenten dos o más de los síntomas de la enfermedad.

“La sostenibilidad de la nación se afianza con las medidas que buscan beneficiar a 5.2 millones de dominicanos y que suponen una inversión de 32 mil millones de pesos, apuntando a la sobrevivencia de trabajadores informales y familias y personas en condiciones de alta vulnerabilidad, bajo la consigna del programa temporal de ayuda “Quédate en casa”. Nosotros repetimos, con el Presidente Medina: Por favor, quédate en casa”, clamó Marranzini.

Explicó que estas y otras medidas sociales como sostener las raciones escolares, suplir de raciones a familias de escasos recursos, fortalecer los programas de subsidio para el consumo de alimentos, son medidas que contribuyen a que esta familia puedan quedarse en sus casas, pero también contribuyen a sostener a todos los productores de alimentos que dejaron de vender sus productos al sector turismo.

En cuanto a lo económico, consideró que, en lo posible, no es tiempo de despido por causa de la crisis que vive el país, sino de equiparar la carga. “En ese sentido, valoramos positivamente el apoyo a los empleados que han sido suspendidos en empresas formales que se han visto obligadas a cerrar temporalmente sus operaciones, mediante el aporte de RD$8,500 de su salario, así como de aquellas empresas que tienen dificultades en cuyo caso se aportarían también hasta RD$8,500 con tal de garantizar hasta el 70% del salario de cada trabajador, a cambio de que los empleos sean preservados”.

Pidió valorar la posibilidad de que en estos momentos de crisis “puedan ser devueltos a nuestros empleados lo que ellos y nosotros hemos ahorrado en el Seguro de Accidentes de Trabajo, esta sería una muestra de nuestro apoyo en estos momentos de tanta incertidumbre para todos, especialmente para nuestros trabajadores”.

También consideró necesario valorar la posibilidad de extender facilidades  blandas y suficientes para las empresas que han sido afectadas al parar abruptamente sus operaciones, de modo que puedan seguir con la carga de la nómina más allá del mínimo anunciado y de enfrentar otras obligaciones por pagar.

El consumo de bienes y servicios está siendo seriamente afectado. En ese sentido, Marranzini consideró como positivas las medidas acordadas con la Asociación de Bancos Comerciales de flexibilidad su política de costo a servicio de financiamiento al consumo vía tarjetas de crédito (eliminación del pago mínimo mensual sobre balance, eliminación de cargo por mora, decisión del Banco de Reservas de bajar la tasa de interés al consumo al 1% mensual).

“Las empresas productoras de bienes de primera necesidad, junto a sus empleados, constituyen ejemplo de esta responsabilidad y solidaridad de la que hemos hablado, por su compromiso de suplirnos a todos de alimentos, bebidas, medicinas y productos de limpieza y de higiene, con una oferta suficiente para garantizar estabilidad de precios, elemento clave para que podamos quedarnos en casa cuidando nuestra salud y la de nuestras familias”, indicó.

Hizo un llamado a “trabajar unidos como dominicanos, unidos en esta cruzada contra la propagación de las infecciones por coronavirus Covid 19. Es momento de solidaridad y responsabilidad”.

(Visited 11 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario