¿FIESTA DE LA DEMOCRACIA?

Muchos alabarderos y defensores a ultranza de este sistema -no del gobierno, hablo del sistema político y social- aseguran que las elecciones municipales del pasado domingo 15 fueron dizque…“una fiesta de la democracia”. Pero, y ese bendito pero siempre tiene que aparecer, ¿hasta qué punto esto puede ser verdad?

ORDENADA Y PACIFICA
Es totalmente cierto que este proceso se desarrolló tranquila, ordenada y pacíficamente, sin incidentes que lamentar, y esto es resaltable en un país donde hasta “por un quítame esta paja” o por una simple “picada de ojo” matan a cualquiera.

CREIBLES Y TRANSPARENTES
He dicho -y sigo diciendo- que la Junta Central Electoral se empeñó, luego de lo ocurrido el 16F, en que estas elecciones fueran lo más creíbles y transparentes posible. Cuando uno votaba le entintaban el dedo, le ponían las huellas digitales y -de paso- había que firmar el padrón. Hasta ahí, todo bien.

¿GUERRA O VOTACIONES PACIFICAS?
El problema que me hace dudar “de la fiesta de la democracia” que dicen muchos son estos comicios, es en la gran cantidad de soldados “totalmente artillados”, enviados a los colegios electorales como si se tratara de una guerra, no de unas votaciones cívicas y pacificas

EN MI COLEGIO
Voto en el colegio electoral 0076 -de mi distrito Canca la Reina, provincia Espaillat- y hasta allí llegaron tropas especiales vestidas de negro ¿será para infundir miedo?, portando armas largas ¿para disparar contra quien o quienes? con bombas al cinto ¿para qué, si esas votaciones se realizaban ordena y tranquilamente? Y algunos hasta con “pasamontañas” ¿iban a combatir a guerrilleros o a votantes?

COMPRA DE CEDULAS
En esta oportunidad, contrario a lo que ocurría en el pasado, la JCE se preocupó porque los dominicanos no vendieran su cedula y votaran por su conciencia. Buen empeño de la Junta. Pero la compra de cedulas, a veces hasta abierta y públicamente, no pudo evitarse.

MUCHOS CASOS
En las comunidades Cibaeñas, con ligeras excepciones, se produjeron compras masivas de cedulas. Me informaron de personas que si no les ponían 250 o 500 “aldabas” en las manos, no se movían para ir a votar. Lamentablemente, pero esto no hay quien lo impida en esta corrompida sociedad.

DIFERENCIA
En mi página de Facebook colgué varias fotos de militares en los centros de votaciones y hacia la siguiente observación: Mientras en la “dictadura” cubana son los pioneros quienes resguardan las urnas, en la “democracia” dominicana, son soldados artillados quienes deben de proteger los centros de votaciones.

MIS DUDAS
Son todas estas cosas que me llevan a dudar de que si realmente se puede llamar ¿fiesta de la democracia? a estas votaciones en RD. Sea usted el jurado, como decía el desaparecido Alberto Amengual.

¡VICTOR GANA!
Finalmente, en Canca la Reina el dirigente popular Victor Breton – mi sobrino- gano la dirección del distrito, aunque el adversario (Tony Rojas) se resistía a reconocer los resultados. Derecho al pataleo, se llama eso. Más detalles, en la próxima entrega.
Seguimos en combate ¡hasta la victoria, siempre!

(Visited 11 times, 2 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario