UN PLAN MACABRO

Indudablemente que estamos ante un plan macabro. Es un bien acorde y, por tanto, es necesario el deber a proteger nuestra sociedad dominicana a las ambiciones de aquellos políticos los cuales pretenden anteponer sus intereses personales a las necesidades y deseos del bienestar y desarrollo, en todos los órdenes, de un pueblo que aspira a vivir en paz y armonía, en un marco del respeto a la Constitución y las Leyes de la nación.
Por ellos, el callejón sin salida a que nos ha llevado Luis Abinader y Leonel Fernández, por su ambición de poder las locuras de los partidos aliados a este desastre en contra del proceso electoral por una razón muy lógica, es que los números no le dan.
Frente al espectáculo desalentador de la Patria que se hunde, socavada por la desmoralización combatida por el odio, quebrantada por la violencia, que es madre de la ruina –como lo es la noche de la sombra-, nuestra juventud no puede seguir siendo puente de interés políticos que los están agolpando frente a la Junta Central Electoral (JCE), donde asoma el espectro de una Guerra Civil, aguarda a las puertas de cada hogar dominicano, la cual pueda llevar el destino de la Patria a lo más profundos abismos del averno, ¿Qué se esconde detrás de este movimiento? Pues una razón muy sencilla, ya que Luis Abinader y Leonel Fernández, lo único que desean es sacar a Danilo Medina y al PLD, porque ese es el plan macabro de Leonel, y una vez más ha demostrado que él no desea las elecciones.
Ahí está como ejemplo, Puerto Rico, que con un movimiento sacó a Rosselló del Poder. Por eso, ese movimiento que encabeza Leonel Fernández, eso es lo que busca sacar a Danilo Medina del Poder.
Por eso él (Leonel) está socavando esta juventud de incauto y llevándola como borrego al matadero con las protestas que se están desarrollando en el país.
El fin encubierto de esas protestas, modelo de Puerto Rico, no es otro que, a costa de las vidas de algunos de esos incautos protestantes, aquellos reticentes que como el avestruz, el cual entierra la cabeza para que no lo vean, ya que lo que desean es pecar en mar revuelto, y sus conspiradores resurgir como héroes del caos y el dolor, sin importarles las consecuencias para instaurar la anarquía y la violencia, donde serán los únicos y verdaderos responsables de tan abominable desastre, estos dos desaprensivos, sin pueblo, que buscan llevar el país al caos y al desorden y al saqueos, sin importarle la consecuencia de lo que va a pasar.
Hay que buscar por todo los medios que no perezcan el orden democrático y la paz que vive el pueblo dominicano en estos momentos de incertidumbre donde malos dominicanos han vivido siempre en contra de que la Patria resurja de los abismos a lo que siempre la han sometidos, y se levante redentora y fuerte una vez más como el ave fénix, ante este plan macabro.

(Visited 919 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario