VIDEO: Pistolero que hirió teniente dominicano en cuartel de El Bronx se entregó después que se le acabaron las balas

NUEVA YORK._ El pistolero y ex convicto criminal identificado como Robert Williams, que ayer domingo en la mañana entró al cuartel 41 en El Bronx, disparando e hiriendo al teniente de origen dominicano José  Gautreaux, se rindió después que se le acabaron las balas de su pistola.

Gautreaux fue ascendido a teniente en junio de 2018 después de ser sargento durante siete años.

El video de una de las cámaras del precinto, situado en la avenida Longwood, muestra al tirador disparando inmediatamente entró al edificio del precinto.

Baleó en un brazo al teniente de origen dominicano José Gautreaux, con 15 años en el Departamento de Policía (NYPD), en una de las oficinas a la que el tirador llegó para seguir disparando.

Luego de que todos los policías de ambos sexos del cuartel salieran  a cazarlo, se dio cuenta de que la pistola ya no tenía balas, y se rindió tirándose boca abajo en el piso, en cuya posición no podía ser más que esposado y arrestado.

Pero uno de los policías de los que le fueron encima, no pudo contener la furia y lo golpeó varias veces  con puñetazos.

La policía dijo que Williams, es el mismo matón que hirió en el cuello a otro oficial la noche de ayer sábado cuando la víctima y un compañero patrullaban en las calles y estaban dentro de la furgoneta de la policía.

La agresión a tiros al precinto en El Bronx, se produjo 12 horas después del ataque a los agentes en la calle.

Williams, fue identificado rápidamente por el video de una cámara de seguridad y en medio del intenso operativo para capturarlo, se atrevió a ir al cuartel 41 para asesinar policías.

El tirador, estaba en libertad condicional desde 2017 después de ser condenado en  2002 por intento de asesinato, asalto y posesión ilegal de un arma.

También se robó un  vehículo y se enfrentó a tiros con policías que lo perseguían.

«Inmediatamente saca un arma y dispara múltiples rondas hacia el área del escritorio», dijo el comisionado de la policía Dermot Shea en una rueda de prensa. «Luego entra en un área al lado de ese escritorio y dispara varias rondas más», añadió.

Dijo que el teniente Gautreaux, recibió un balazo en la parte superior del brazo izquierdo.

“El tirador se arrojó rápidamente al piso de la estación, pero no porque haya cambiado de opinión”, dijo Shea.

«Señalaré que este cobarde se echó inmediatamente, pero solo después de que se quedó sin balas», añadió el comisionado.

El comandante dominicano de patrulleros, Fausto Pichardo, explicó que Williams entró al cuartel con la intención de asesinar a todos los policías y dos civiles que trabajan allí.

Williams, fue llevado a un hospital  de El Bronx después de ser golpeado y machacado por los iracundos policías del cuartel.

También es sospechoso de emboscar a otro policía que patrullaba a una cuadra del precinto y sentado en una camioneta identificada del NYPD, ayer sábado por la noche, disparando una ronda que casi perfora la arteria carótida de ese oficial, que sobrevivió de milagro.

El presidente de la Asociación de Tenientes Benevolentes del NYPD, Lou Turco, describió al tirador como un criminal de carrera, y Shea señaló que fue condenado por intento de asesinato en 2002, en un incidente que también involucraba un tiroteo con policías.

En ese hecho, le disparó a una persona, secuestró a un automovilista que pasaba, estrelló ese vehículo y luego se enfrentó a los policías, antes de ser detenido.

El sospechoso tenía una cita en la corte para otro caso, dijo Shea, sin revelar ningún detalle de ese incidente.

El comisionado junto con los líderes de la ciudad, incluido el alcalde Bill de Blasio, denunció el ataque del domingo.

«Esto no es un robo interrumpido en una tienda de licores», dijo Shea. “Este fue un intento de asesinato premeditado.

«Es solo por la gracia de Dios que no estamos hablando de policías asesinados dentro de un recinto policial de la ciudad de Nueva York», agregó.

El alcalde dijo que  el ataque, fue un intento de asesinar a policías. Necesitamos usar esa palabra, porque fue un esfuerzo premeditado para matar.

«Imagínese un domingo por la mañana en el trabajo y las balas comienzan a volar a su alrededor», dijo de Blasio.

(Visited 52 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario