El caso Hugo Beras y sus lecciones

Faltando días para las elecciones municipales, Hugo Beras, renuncia a ser candidato a alcalde del Distrito Nacional por él PRD; decidió apoyar a Carolina Mejia, también candidata a esa posición, pero por el PRM. El salto, ha sorprendido.

Durante su discurso de apoyo, Hugo lloró. También lloré; no por la decisión tomada, sino por la forma, el momento y los antivalores envueltos.  El PRD lo preside Miguel Vargas; cuando asumió esa posición, conflictos internos motivaron la salida de un grupo y la formación del PRM. ¿Utilizaron a Hugo para abofetear el PRD?  

La plataforma para las elecciones, esta lista: boletas impresas, promociones hechas, etc.… ¿Qué significa que endose su candidatura a un opositor? ¿Hundir el PRD?  ¿Imita lo que hizo Leonel Fernández con el PLD?

¿Quién es Hugo? Es un joven comunicador, de 41 años; ha laborado en el Ministerio de Relaciones Exteriores; su accionar principal, no es la política, está en el mundo vehicular. Fue el primero en llevar a la radio un programa sobre autos.

Sobre su salida del PRD, llueven las especulaciones; su equipo, candidatos a regidores, no lo siguieron. En el evento donde le endoso la candidatura a Carolina y con voz entrecortada, le dijo “tu comparte mí misma visión y posee el mismo objetivo para el desarrollo”.  

Procede recordarles a los jóvenes, que los valores morales hablan de respeto al prójimo, lealtad, no morder las manos que ayudan. Parecería que Hugo no hizo lo elemental: comunicarles a los dirigentes del PRD su cambio de idea; espero que se entusiasmaran e incurrieran en gastos con su candidatura.  ¿Qué pueden esperar los demás? Sin embargo, su rostro no proyecta ser irresponsable ni traidor; por algún motivo, lloraba.  Quizás, necesitó mejor formación y asesoría.

Del caso Hugo, se desprenden lecciones para los partidos políticos y la sociedad; confirma la necesidad de darle formación política a los jóvenes, fomentar apego a la mística, las ideologías, de los partidos, para evitar el transfuguismo, haciendo lideres  auténticos, estables, aferrados a la esencia de su partido.

Me duele que manipulen los jóvenes, que le resten prestigio. El PRM debe sentirse poco orgulloso de recibir a Hugo en esas condiciones; se hace cómplice de antivalores. ¿Qué motivó su acción?  Indiscutiblemente, no sirvo para militar en partidos políticos. Si un joven, me propone fortalecer mi partido de esta forma y en este momento, lo regaño. Puede hacerlo, pero en otra ocasión.

Hugo produjo inmerecidos trastornos al PRD y en la JCE, que se empeña en organizar elecciones ejemplares. Debe sentirse mal con su YO interior y entorno; parecería que le falta formación política. Además, debemos recordarle a la juventud, que la vida es una y lo más valioso es vivirla con la conciencia tranquila, dejando huellas positivas.

Pido a Dios que ilumine los jóvenes del mundo, que la ambición no los aturda; que los ayude a establecerse en lugares adecuados a su sentir, desde donde puedan trabajar y vivir en paz, contribuyendo con su vida ejemplar, en el bienestar de los demás.

(Visited 28 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario