Recuerdan el 47 aniversario del desembarco de Playa Caracoles

Con Caamaño llegaron el 2 de febrero de 1973 ocho guerrilleros, varios eran nativos del Cibao

Este domingo, 2 de febrero, se conmemora el aniversario cuadragésimo-séptimo del desembarco guerrillero, por Playa Caracoles, de Azua, del coronel Francisco Alberto Caamaño Deño.
La acción se produjo en 1973 cuando el país vivía los momentos más aciagos de la “dictadura ilustrada” de Joaquín Balaguer, quien en ocho años de gobierno, había asesinado a la “crema y nata” de los revolucionarios dominicanos.
Impacto a amplios segmentos de la población la noticia de que Caamaño había desembarcado en territorio dominicano, pero muchos no le dieron crédito.
Después se confirmó que era cierto, que el héroe de abril había llegado junto a otros ocho hombres para luchar con las armas en las manos contra el régimen despótico del balaguerato.
Los demás que acompañaron al líder de la revolución de abril del 65 en la epopeya de Caracoles fueron:
Ramón Euclides Holguín Marte (Braulio), este de San Francisco de Macoris; Mario Nelson Galán Durán (Juan), nativo de Jarabacoa, y Claudio Caamaño Grullón (Sergio), que era su primo y peleo junto a él en la guerra patria del 65.
También Juan Ramón Payero Ulloa (Ismael), oriundo del ensanche Bermúdez, Santiago; Toribio Peña Jáquez (Felipe), de Cayetano Germosen (Guanabano) Moca, provincia Espaillat, y Hamlet Hermann Pérez (Freddy), de Santo Domingo.

Peña Jaquez
Del grupo que llegó por Playa Caracoles, Peña Jaquez fue enviado a Santo Domingo para contactar a los periodistas de Ultima Hora.
Hamlet y Claudio lograron sobrevivir y atrapados luego, fueron enviados al exilio.
Luego de su regreso al país, tras la desaparición de Balaguer, hicieron vida pública.
Muchos años después, Hamlet falleció de un ataque y Claudio en un accidente automovilístico ocurrido en Baní, a donde viajaba con frecuencia.

Derrocar a Balaguer
El propósito de Caamaño y sus hombres era derrocar al gobierno corrupto y represivo de Balaguer.
Sin embargo, la traición de algunos dirigentes políticos a la causa y la lucha desigual contra un poderoso ejército, los llevó al fracaso.
Además, la vanguardia de la guerrilla, que era el grupo de Los Palmeros, que dirigía Amaury Germán Aristy, fue aniquilada el 12 de enero de 1972, un año antes del desembarco de Playa Caracoles.

El país recuerda
Que el 16 de febrero el contralmirante Ramón Emilio Jiménez (hijo), Secretario de Estado de las Fuerzas Armadas, el mayor general Enríquez Pérez y Pérez y el brigadier Juan René Beauchamps Javier, mostraron el cadáver de Caamaño a un reducido grupo de periodistas que fue traslado en helicóptero hasta el lugar donde se encontraba el cuerpo sin vida. Junto al cadáver del héroe de abril estaban los de sus compañeros Heberto Lalane José y Alfredo Pérez Vargas, aunque las FFAA informaron “que Caamaño había muerto en combate”.
Testimonios posteriores afirmaron que Caamaño luego de ser capturado herido por tropas del Ejército Nacional que lo perseguían, fue fusilado, descuartizado y quemados sus restos. Mucho odio y demasiado temor inspiraron esa pérfida determinación gubernamental.
Informado el presidente Balaguer de su captura, le expresó al general Ramón Emilio Jiménez (hijo) que “en el país no había cárceles para un hombre como el coronel Caamaño”, dejando bien insinuado que procediera a su fusilamiento.
Con la muerte del coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó a los 40 años de edad, desapareció una de las figuras más importantes de la historia dominicana del siglo XX, según consideran muchos historiadores del país.

(Visited 57 times, 3 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario