EL GENERALISIMO TRUJILLO EN NAVIDAD

Por: Milton Olivo

¡Por no haber ahorcado a Juan Bosch!  Usted Generalísimo, con todo respeto, considero  es el responsable de todos los males del presente.  De haberlo hecho, no se hubiese producido el golpe de Estado de 1963, ni la revolución del 1965, ni hubiese existido PLD, y hoy, la población dominicana no estaría traicionada y amenazada por los problemas que usted en 30 años resolvió; la hatianizacion, el endeudamiento  externo, y la delincuencia. Además que sus discípulos destruyeron todas las industrias que usted dejó al pueblo dominicano, volviendo a convertir el país, en netamente importador, como siempre han preferido su oligarquía, porque es más fácil, comprar barato fuera y vender caro dentro.

Con respeto y la profunda convicción de un martillo; expresó el Dr. Balaguer.    El generalísimo Trujillo, levantó la mirada, y reaccionó sorprendido, no esperaba esas palabras hacia su persona.  Le  clavó la mirada, de sus ojos brotaba un brillo de trueno, y en su rostro se reflejaba sorpresa y enojo hacia Balaguer.

–          Imposible hacerlo, cuando me sirvió siempre con lealtad. Dijo el Generalísimo Trujillo. Además, ustedes creen que soy el único hijo leal a la patria, capaz de hacer siempre lo necesario para conseguir el objetivo, así sea mojar mis manos de sangre y lo admito.  …Ustedes, por otra parte,  se han distinguido por su irresponsabilidad y por ser un conjunto de vende patria.

Era la reunión de víspera de año nuevo, de los ex presidentes dominicanos fallecidos.

–          Debo admitir que me equivoqué, dijo Juan Bosch cabizbajo, me dejé confundir por esos muchachos.  Aunque ciertamente, no soy Dios, y no tengo el don de la clarividencia, para saber que saldrían una partida de sinvergüenza mis seguidores. Gracias Generalísimo por su deferencia, dijo. Además, el golpe de Estado no fue mi culpa…

–          ¡Claro que sí! Le interrumpió el generalísimo. El coronel Fernández Domínguez y ese grupo de oficiales jóvenes nacionalistas, le advirtieron. Y le dijeron, que si usted ordenaba le traían a  los oficiales  golpista amarraos como andullo.   Y  usted no tuvo la entereza, ni la responsabilidad  de  ordenarle actuar,, y cortar de  raíz ese problema, al precio que fuera. Si lo  hubiese hecho, abría  evitado el golpe de Estado, la guerra de abril, y la invasión de los marines del 1965. Y no siga hablando para no darle la razón al Dr. Balaguer.  

–          En mi caso, nunca he sido bien comprendido, -dijo el General Pedro Santana- me vi en la obligación de hacer la anexión, para proteger el país de los Haitianos.

–          Falso! Dijo el generalísimo. -Se veía indignado e incomodo-. Usted lo hizo por ambicioso, para perpetuarse en el poder, sacrificando la patria. Y por miedo, por tanto daño que había hecho contra inocentes, y tanta sangre derramada en vano,  solo por su ambición.  Además con la visión de usar los españoles como sicarios contra el pueblo. Como ya había hecho en 1821 Núñez de Cáceres cuando el entregó el territorio a los haitianos encabezado por Boyer.  Todo porque han acaparado toda la riqueza, y tienen miedo del pueblo al que condenan a la miseria. Y a quien le temen. Por eso tienen que estar entregando la patria, para buscarse seguridad.

–          Con cara de enojo, el generalísimo se puso de pie, y comenzó a señalar los presentes. Usted Bobadilla fue un traidor. Buenaventura Baez, un corrupto.  Lilis, un guerreo entreguista y cruel. Horacio Vásquez, un flojo. Pepillo Salcedo, traidor. Pedro Antonio Pimentel y Luperon, mi respeto, fueron  guerreros y estadistas. Ulises Francisco Espaillat, otro flojo. Juan Isidro Jiménez, mi respeto, usted fue un patriota. Ramón Cáceres, mis saludos, usted hizo su trabajo. Don Antonio, mi respeto. Dr. Balaguer, usted hizo su trabajo, aunque debió convertir el país, en una nación de desarrollo tecnológico, como hicieron en Taiwan y Singapur, porque ya los tiempos habían cambiado.

Fue cuando levantó su brazo derecho, y dejando perplejo a todos, dijo:

–           Me retiro, que la pasen bien…!!

EL GENERALISIMO TRUJILLO EN NAVIDADPor Milton Olivo- ¡Por no haber ahorcado a Juan Bosch! Usted Generalísimo, con…

Posted by Sociedad Dominicana de Escritores on Tuesday, December 31, 2019
(Visited 20 times, 2 visits today)

Deja un comentario