Un niño de origen dominicano rescatado en gélida temperatura después de salir en pañal de apartamento

NUEVA YORK._ Un  niño de origen dominicano identificado como Luis Ángel Guzmán de 2 años de edad, fue rescatado por una buena samaritana y bomberos de El Bronx, cuando después de salir solo de su apartamento con un pañal como ropa y bajo las gélidas temperaturas de 34 grados Celsius, estaba en riesgo de sufrir hipotermia y otras complicaciones de salud.

Los investigadores dicen que el bebé estaba con su  abuela y una tía, quienes se quedaron dormidas, cuando abrió la puerta de la vivienda y salió a eso de las 10:00 de la mañana, siendo encontrado por la señora Marlene Melvin, quien lo cubrió y abrigó para después entregárselo a su madre Lusenny Guzmán, quien dice que estaba de compras en una tienda cuando ocurrió el incidente.

“Escuché llorar a un bebé. Estaba con mi hijo de 10 años y él me dijo que había un bebé llorando”, explicó la señora Melvin.

“El bebé me vio y levantó sus brazos como diciendo recógeme, así que levanté al bebé. Estaba parado en los escalones y la puerta estaba abierta de par en par. El bebé debe haber salido de la casa”, continuó.

Ella dijo que gritó a ver si alguien la escuchaba en el edificio pero no obtuvo respuesta, por lo que llevó al niño a la casa de su madre y lo vistió con ropa que antes pertenecía a su propio hijo cuando tenía  2 años antes de dejarlo en la estación más cercana de bomberos, narró.

«Abrí la puerta», dijo el bombero Sean McAuliffe. “Había una mujer parada allí con un bebé, y lo primero que dijo fue encontraron un bebé».

Los bomberos determinaron que el bebé estaba con buen ánimo a pesar de tener un poco de frío y lo tuvieron hasta que llegaron los paramédicos y policías locales 20 minutos después.

«No tomó mucho para mantenerlo tranquilo», dijo McAuliffe. «Parecía que estaba feliz de estar adentro».

“Fue un milagro. Fue agradable ver que las personas en la cuadra estaban fuera y podían ver al bebé”, continuó Luffman, agradeciendo al buen samaritano.

“Son los héroes. Vieron al bebé llorando al otro lado de la calle, vieron que llevaba pañales con 34 grados, lo vistieron y nos lo trajeron”, agregó. «Somos un refugio seguro».

Mientras tanto, la madre dice que solo se había ido por 15 minutos para tomar un poco de jugo y dejó la puerta sin llave. Se dio cuenta de que algo andaba mal cuando recibió una llamada angustiada de su hermana menor, Celinés Guzmán, de 14 años.

La familia no tenía idea de que los bomberos cuidaban a su pequeño niño a menos de 400 pies de distancia en  el cuartel 94, dijo la madre.

El niño fue llevado al hospital Lincoln.

Los trabajadores sociales de la Administración de Servicios para Niños también estaban en el hospital, dijo su madre.

La policía no presentó cargos contra la familia, dijeron las autoridades.

La madre le agradeció a Melvin por salvar a su hijo.

(Visited 44 times, 3 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario