LA REFORMA CONSTITUCIONAL

Se habla en estos días de una reforma a la constitución para la repostulación del presidente Danilo Medina, la cual no es necesario, ya que la misma lo ampara para un periodo más de gobierno y nunca más, por las razones de que en el 2015 al ponerse el transitoria en el 24, estaba el presidente Medina terminando su primer mandato y dicha reforma a plica para el 2020 y nunca más. Por lo tanto, al presidente Medina le queda un mandato más.

Ahora de ser reformada la misma veremos cuáles son las oportunidades que tendrá el presidente para ser reelegido. Si se decidiera la misma, Danilo Medina tiene los votos para la reelección.

Se deben tomar en cuenta dos alternativas para la misma, primero, que el Tribunal Constitucional declarase nulo el transitorio por violar el derecho fundamental de elegir y ser elegido y por discriminar al ciudadano presidente Danilo Medina, y por otra parte, de someter una reforma constitucional que anule el transitorio y abra las puertas a una segunda reelección.

Por lo tanto, es necesario conocer de que, la reforma tiene dos etapas: primero, tiene que aprobarse una ley ´´que declare la necesidad de la reforma´´, ley que por sus características necesita ser aprobada por las dos terceras partes de los votos en cada cámara.

En esta forma seria entonces: si se reuniese el quórum mínimo, solo se necesitarían 12 en el Senado y 64 en la Cámara baja. El PLD, a pesar de la defección del grupo de Leonel, tiene en cierta forma mayoría para pasar la reforma. De aumentarse el quórum, el papel de los aliados al PLD seria decisivo para una modificación, la cual ganaría el presidente Danilo Medina.

Recordemos que la Constitución de 2015 establece en su artículo 269 que podrá ser reformada si la proposición de reforma se presente ante el Congreso con el apoyo de la tercera parte de los miembros de cualquiera de amabas cámaras legislativas o por el Poder Ejecutivo.

En la Cámara de Diputados pasaría con 64 votos y en quórum mínimo de 96, mientras que en el Senado el quórum es 17 y pasaría con 12 votos del total de 32 senadores.

La Carta Magna establece también en su artículo 271, el mecanismo por el cual debe reunirse la Asamblea Nacional Revisora y se iniciaría la sesión con la presencia de más de la  mitad de los miembros de la Cámara de Diputados y del Senado.

Y dicha decisiones son tomadas por la mayoría de las dos terceras partes de los votos¨¨, es decir, 148 de 222 que es el total de legisladores de ambas cámaras si están todos presentes.

Considerar a demás que la reforma constitucional debe ir a un referendo aprobatorio para blindar la Carta Magna de las constantes modificaciones es un absurdo, porque no puede crearse un problema para resolver otro.

Ya que,  de aumentarse el número de legisladores para un referendo es imposible, ya que sería muy fácil decir que de 190 diputados con 64 no pasa y de 222 asambleístas con 75 no pasa (la reforma), ya que aumentar la mayoría que se requiere para la reforma constitucional supondría modificar el procedimiento legislativo; y en virtud de las nuevas reglas constitucionales ello requiere de una aprobación de un referendo.

´´Pero además, antes de que se decida dar ese paso, hay que aprobar la ley que regularía el referendo, dicho sea de paso está en una de las comisiones en el Congreso´´´.

Es preciso entender que sobre la conveniencia de aumentar el número de legisladores que sería requerido para convocar a una reforma, esto puede ser  crear un problema para resolver otro.   

Tomemos en cuenta de que las mayorías cualificadas para la reforma tienen como objeto obligar al consenso, no impedir la reforma en sí misma.

Es necesario conocer de que ´´el presidente de la República se va a reelegir, ha hecho todo lo posible para ellos y vamos a ver si goza del voto popular´´.

´´Y la Constitución se modifica, todo depende de la voluntad que tenga el presidente de reelegirse o no. Vamos a ver qué ocurre.

Pero para el presidente optar por  un nuevo periodo presidencia no hay que modificar la Constitución. Porque de todas formas le falta uno y nunca más.

Enrique A. Sánchez L.

(Visited 64 times, 1 visits today)

Deja un comentario