Importaciones de comida hunden economía de provincias RD

Las masivas importaciones de comida, lácteos, frutas, cítricos y otros productos agropecuarios desmienten que el país produce el 85 por ciento de los alimentos que consume.
Primicias llevó esta semana el tema a Erick Rivero y al liderazgo que le acompaña en la Confederación Nacional de Productores Agropecuarios (CONFENAGRO).
Anteriormente lo trató con Rivero en un encuentro tertulia celebrado en 360, en la capital dominicana.
Las masivas importaciones de alimentos y otros productos productos agropecuarios generan una mayor demanda de divisas.
El país importa habichuelas, arroz, patitas de cerdo, guandules, cocos, papas, hígado de cerdo, pollo, ajo, jamones, salchichones, filete de pescados, pechuga de pollo, leche en polvo y líquida, quesos, derivados del cacao, cebolla roja y amarilla, productos cárnicos, café, carnes de cerdo y productos derivados, al igual que de pavo y res y derivados, lo que le cuesta una alta suma de dinero en dólares todos los años.
En ocasiones el país ha importado plátanos y hace poco se amenazó con hacerlo cuando el precio de una unidad de plátano llegó a 30 pesos.
La situación de la producción agropecuaria nacional atraviesa por una situación difícil, que una libra de yautía blanca cuesta 76 pesos, lo que encarecerá el costo de elaboración de los pasteles en hoja, las croquetas, puré y pastelones en la navidad y el final del año 2019.

EL BOMBAZO DE CONFENAGRO
La Confederación Nacional de Productores Agropecuarios (CONFENAGRO), respondiendo una pregunta de Primicias, se queja amargamente por la importación masiva de alimentos.
Erick Rivero, presidente de CONFENAGRO, considera que “las importaciones continúan golpeando el aparato productivo de la República Dominicana.”
Según CONFENAGRO, las autoridades están obligadas de proteger la producción nacional frente a las masivas importaciones de alimentos.
La propuesta de esa entidad es que se produzca un real y efectivo crédito agropecuario, regularizar los permisos de importación, garantía de asistencia técnica, transferencia de tecnología e investigación, seguridad jurídica y de tierras, el diseño de políticas de comercialización para que haya garantía de mercados.
CONFENAGRO sugiere eliminar los impuestos aplicados al gasoil usado por los agropecuarios, implementar de manera amplia la ley de mercado incluida en la construcción del Merca Santo Domingo y los mercados satélites del Gran Santo Domingo.
Igualmente, la conversión del Ministerio de Agricultura y Ganadería.

EL DESTAPE DE FEDOPORC
En la semana se produjo otro destape importante sobre la crisis que afecta la producción dominicana de cerdos.
El presidente de la Federación Dominicana de Porcicultores (FEDOPORC), Israel Brito, “ese sector corre el riesgo de desaparecer por las importaciones de carne y los productos derivados del cerdo.
En declaraciones que ofreció a Diario Libre el pasado miércoles 4 de diciembre, Brito reveló que más de 10 mil cerdos están en granja por la falta de mercado y competencia desleal que representan las importaciones.
Brito advierte que “el sector tiene una difícil situación de comercialización producto de las importaciones”.
Según Brito, las importaciones llevan a la quiebra al sector porcino nacional y dejarán sin el sustento a más de 25 mil productores que existen en el país a cambio de los pocos que importan y reciben grandes beneficios.
Otras preocupaciones de Brito son las quejas permanentes de productores amenazados de perder sus producciones de cerdos en el país por la delicada situación y la de productores con dificultad para la colocación los productos en el mercado.
“ Hay organizados cerca de 3 mil porcicultores”, expresa.
Brito admite que en diciembre la situación de los porcicultores cambia temporalmente por el alto consumo de carne de cerdo en la navidad, pero que el problema se reactiva en enero y febrero con la llegada de furgones con carne y otros derivados de cerdo.
Denuncia que el productor pierde más de RD$ 1, 500 en la producción de cada cerdo. La producción de un kilo de carne blanca ronda los RD$ 88 pesos.
El sector está enviando mensualmente a mataderos cerda de 100 mil cerdos, pero cada vez es mayarla importación de productos importados con precios que perjudican los productores nacionales.
Denuncia la importación en 2018 de alrededor de 85 millones de libras relacionadas con la porcicultura.

HARINAS DE VIVERES Y SIEMBRA DE TRIGO EN RD
El país no ha hecho realidad la producción de harinas de plátano, guineo, yuca, arroz, batata, rulo y otros viveres para reducir las masivas importaciones de trigo.
En una ocasión el entonces Instituto Superior de Agricultura (ISA), hoy Universidad ISA, hizo un estudio que recomendó sembrar trigo en Constanza, pero no se hizo realidad el proyecto.

QUESOS Y OTROS LACTEOS IMPORTADOS
No caben más quesos y lácteos importados en perjuicio de los productores de leche y la agroindustria láctea dominicana.
Una investigación de Primicias revela que los quesos Geinsen, de Imbert, Águila, los producidos en Guananico, La Lupa, Lazarina, los producidos en Luperón y otros puntos Puerto Plata; Don Iván y otros de Hato Mayor; Don Pepe, como los de Agroindustrial Los Ángeles, de San Pedro de Macorís; Sabera, Cayacoa, Don Manuel, Cristian y otros de Higuey; los de Don Justino, en La Caya, provincia Valverde; Rodríguez Estévez y otros de Dajabón; los quesos y otros lácteos de Partido, Dajabón; los de Santiago Rodríguez; los de Don Capeto, en Santo Domingo; los de Rica y Sigma Alimentos, el Don Cesar, en Monte Plata; Don Luis, La Ganadera y muchos otros de manufactura dominicana, compiten en condiciones de desigualdad con las masivas importaciones de quesos y otros derivados lácteos importados.
Lo mismo ocurre con los quesos y otros lácteos de Oleaga, en San Francisco de Macorís; con los quesos de Nagua, Rio San Juan y Cabrera, los de Baní y decenas de fábricas de quesos de otros lugares del país.
La agroindustria nacional genera empleos, valor agregado a materias primas nacionales y dinamismo económico en las provincias dominicanas.

PESCADOS Y MARISCOS
Lo mismo ocurre con los pescados y mariscos.

MAS DE VEINTE MILLONES DE COCOS
El país importa anualmente más de 20 millones de unidades de coco.
Si algo necesita urgente el país es la siembra de millones de plantas de coco en Nagua, Samaná, toda la zona Norte y otros lugares del país para ir eliminando esas importaciones.
Un valioso aporte con la siembra masiva de cocos lo está haciendo el Grupo Corporativo Rica en Villa Altagracia y Cotuí.
Ese grupo agregó a su portafolio de productos el agua de coco en envase UHT y otros derivados del coco.

IMPORTACIONES DE CITRICOS
Producto de una enfermedad que ataca las plantaciones, el país importa grandes cantidades de naranjas y otros cítricos.
Ese problema afecta la agroindustria nacional.

LIMON CRIOLLO DESAPARECE
El limón criollo, el que más acido ofrece, ha ido desapareciendo en los mercados, lo que debe llamar la atención.

IMPORTACIONES
El país destina altas sumas de dinero en la importación de cebolla amarilla, ajo, frutas y jugos de frutas, yogut, quesos, embutidos, habichuelas y otros productos agropecuarios. Guandules. Queso mozarella y otros, pierna de cerdo y otros derivados cárnicos.

PASOS DE AVANCE
Un paso de avance en el año 2019 fue la entrada en opción en el país de la planta productora de lácteos y jugos Dos Pinos, en el Parque Industrial Duarte, Santo Domingo Oeste.
Otra noticia positiva es el inicio de operaciones de la planta de productos lácteos de la Asociación de Ganaderos de Monte Planta.

(Visited 161 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario