Las Mirabal cayeron ¡para volverse eternas!

Hermanas Mirabal (Salcedo).-“Cuando supe que habían caído las tres hermanas Mirabal me dije: la sociedad establecida ha muerto… Así inicia su “Amen de las Mariposas” el siempre recordado Poeta Nacional, Don Pedro Mir, el cual dedicó a Patria, Minerva y Maria Teresa Mirabal, las tres flores de Salcedo.
Un día como este lunes 25 de noviembre, de 1959, las Mirabal cayeron “para volverse eternas”, como también dice el mismo verso de Mir.
El país recuerda el martirio de la mujer dominicana en las figuras apreciadas y memorables de estas tres mariposas junto a Rufino de la Cruz Disla, quien corrió la misma suerte luego que se ofreciera para acompañarlas a Puerto Plata, a donde habían ido a visitar a dos sus esposos encarcelados, a Manolo Tavarez Justo y Pedro Guzmán.
En su honor, las Naciones Unidas establecieron esta fecha, es decir el 25 de noviembre de cada año, como el Día Internacional de la No violeia contra la mujer.

¡No fue un feminicidio!
Sin embargo, debe quedar claro que lo de las Hermanas Mirabal no fue un feminicidio sino que su asesinato brutal fue por rebelarse contra la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo y por su valiente actitud de luchar por la libertad del pueblo dominicano.
Cuando muchos dominicanos tuvieron que esconderse o estaban en el exilio y cuando algunos se acobardaban frente a los mecanismos de terror de la dictadura, Patria, Minerva y Maria Teresa señalaron valientemente el camino.
Pero es como dice el propio Mir en el poema que cito al inicio de esta nota: Hay columnas de mármol impetuoso no rendidas al tiempo y pirámides absolutas erigidas sobre las civilizaciones que no pueden resistir la muerte de ciertas mariposas.

Actos este lunes
En distintos puntos del país, como ya es costumbre, habrá actos este lunes para recordar a las heroínas de Salcedo, provincia que hoy lleva su nombre como homenaje.
Como cada año, los actos principales se concentraran en Ojo de Agua, donde todavía se encuentra la casa materna de las Mirabal, y en Conuco, donde existe un museo.
Pero, también, en cada fecha como esta se realizan visitas a La Cumbre, de Pedro García, donde se erigió en un monumento hace varios años, justo en el lugar por donde fueron lanzados sus cuerpos juntos al de Rufino en la noche del 25 de noviembre de 1959.
Honor y gloria eterna para Patria, Minerva y Maria Tereesa, así como para Rufino de la Cruz Disla. Los hechos comprobaron que su sacrificio no fue el vano cuando el 30 de mayo de 1960, apenas meses después, el verdugo que ordenó asesinarlas caía fulminado bajo una lluvia de balas por parte de dominicanos patriotas.

(Visited 28 times, 1 visits today)

Deja un comentario