Semana Santa mueve economía de RD, sequía disminuye caudal agua en ríos

La Semana Santa dinamiza la economía nacional, aunque en este año hay un gran problema: la sequía disminuye el caudal de agua en los ríos y eso desestimula el turismo interno.
El ciudadano ahorra para cubrir sus gastos en las vacaciones de Semana Santa.
La falta de lluvias le genera problemas a la mayoría de ríos en la Línea Noroeste, Cibao, Suroeste, Nordeste, Cibao Central, Zona Fronteriza, Este y otras zonas de la nación.
En ese escenario los ríos dominicanos, víctimas de la deforestación y del saqueo de las granceras, dan mucha pena porque no cuentan con el agua de décadas atrás.
Los ríos Yuna, Bajabonico, Yaque del Norte, Mao, Yaque del Sur y muchos que atraviesan la autopista Duarte, cuentan con muy poco agua, caso que debe preocupar a dominicanas y dominicanos.

DINAMISMO ECONOMICO
Ese dinamismo económico se manifiesta con la presencia de miles de dominicanos y dominicanas en los hoteles, alquiler de cabañas y villas, iglesias, zonas eco turísticas, paradores, estaciones de combustibles, plazas comerciales, clubes de playas, voleibol y otros deportes playeros, muchos viajan al exterior, inversión en platos gastronómicos muy populares en la Semana Santa, mantenimiento de vehículos y compra de trajes de baños, neveras playeras, piscinas móviles y casas de campaña.
Otros productos muy demandados en el asueto son de arenque, bacalao, papas criollas, arepas, atún fresco, agua, aceite, sardinas, ceviche, paellas, cilantro, plátanos, quesos, embutidos, aguacates, tacos, especias, habichuelas, leche evaporada, leche condensada, galletas de leche, casabe, batata, leche de coco, cebolla, tomate, panes, tortillas, nachos, croquetas de pollo, bacalao, chorizo, croquetas de harina de yautía criolla, risotos, camarones de Sánchez, langostinos, empanaditas, pastelitos de bacalao, quipes de chivo, mofongo, galletas con ajonjolí, galletas con ajo, rones, refrescos, cervezas, vinos, buñuelos , palitos de coco, dulce de naranja, empanaditas de sardinas o atún, bacalaitos, albóndigas de pescado, yaniqueques, hamburquesas de pescado, atún en trozos, atún con maíz, sazones, salmón, aceites comestibles, aceite de oliva, salsa coctel para mariscos, vegetales para ensaladas de pescados, servilletas, vasos plásticos, platos y tenedores plásticos.
Asimismo, en papel de aluminio, encerado y plástico, papel toalla, fundas para sándwich, para almacenar y para la basura.
Una gran parte de los recursos se destinan al transporte hacia pueblos, lo que incrementa las operaciones en las diferentes rutas de guaguas.

PARADORES
Quienes se dirigen al Cibao, Linea Noroeste y Costa Norte utilizan regularmente los paradores Turey, Industrias Taveras, D Papolos, Jaracaranda, Miguelina y otros paradores en la Autopista Duarte, donde desayunan, almuerzan y adquieren productos típicos de la zona, tales como mangú, quesos en hojas, jugos, dulces, semillas de cajuil, galletas de ajonjolí, ajo y manteca y muchos otros.

BOULEVARD DE LAS AREPAS
Entre La Vega y Jarabacoa los visitantes se interesan en el Boulevard de las arepas, donde también pueden disfrutar de yaniqueques elaborados allí.

LA CONFLUENCIA
La Confluencia, donde se juntan los ríos Yaque del Norte y otro río de la zona es un lugar muy visitado en la Semana Santa en Jarabacoa.

MONCION
Monción, tierra del casabe, es visitada por turistas dominicanos y extranjeros en Semana Santa.

PESCADOS Y MARISCOS
La Semana Santa genera una mayor demanda de pescados y mariscos.

VIA EN MAL ESTADO
Muchos tramos de la carretera Navarrete-Puerto Plata se encuentran en mal estado, aunque otros se encuentran en proceso de construcción.

DISFRUTAR FRUTAS DE RD
La Semana Santa es propicia para comenzar a disfrutar las fresas de Constanza, Ocoa y Jarabacoa.
Los mangos de Baní y San Cristóbal.
Las guayabas entre Villa Altagracia y San Cristóbal.
Los higos de Ocvoa y Baní.
La piña de Cevicos, Sánchez Ramírez.
Los cocos entre La Vega y Jarabacoa.
Los guineos maduros en la Línea Noroeste y Azua.

PRODUCTOS EN PUEBLOS
Si usted visita El Seibo, disfrute su mabí.
Si es en Puerto Plata, procure sus quesos en hojas, tipo holandés y su boruga.
Interésese en los dulces de batata, coco y piña en Semana Santa.
El de coco con piña.
El de batata con piña.
Los casquitos de guayaba con queso blanco.
El gofio de Hato Mayor, Baní, Altamira y Pilto, entre Mao y Guayubín.
Los dulces típicos de Lolín, en Ocoa.
En los panecicos, bollos y guanimos, en el Cruce de Los Quemados, entre Mao y Santiago Rodríguez.
En las champolas de tamarindo y guanábana donde aparezca.
En los caramelos de jengibre y guayaba en Santiago.
En las galletas mocanas de jengibre.
En los hojaldres y roquetes de Santo Cerro, entre Moca y La Vega.
En los dulces y otros derivados de la cereza de Palmilla, Santo Domingo Norte.
En el dulce de tomate banilejo.
En el jugo y dulce de jagua de nuestros pueblos.
En la Mala Rabia.
En el majarete banilejo.
En la arepa salada y dulce banileja.
En las arepas al burén de Bani.
En el café azuano, San Juan, Enriquillo, Neiba, Baní, Los Cacaos, Polo y Ocoa, en el Sur.
En el Café de Janico, Jarabacoa, Sabaneta y Sajona.
En el pan de papa.
En los palitos de coco.
En los pasteles en hojas de Baní, San Cristóbal, San Pedro de Macorís y otros puntos de la nación.
En el maíz tostado en El Pino, Dajabón.
En las mermeladas de frutas de La Ciénaga, Barahona; Jarabacoa, Santo Domingo Oeste y otros lugares.
En los chocolates de Altamira.
La Semana Santa es propicia para disfrutar la dominicanidad, visitar los templos y reencontrarse con los productos típicos dominicanos.

(Visited 27 times, 27 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *