Familiares de dominicano buscado por el asesinato de pareja en Connecticut denuncian amenazas de muerte

NUEVA YORK._ Los familiares del dominicano Alfredo Esmeril Peguero Gómez, buscado como principal sospechoso por el estrangulamiento de su pareja Janet Avalo Álvarez (Irandy), cuyo cadáver fue encontrado en un área boscosa de una carretera del poblado Wolcott,  cerca de la ciudad de Waterbury en Connecticut, donde ambos vivían y eran propietarios del bar “Guakara Taína”, denunciaron que están recibiendo amenazas de muerte en un comunicado de prensa que enviaron ayer jueves a medios locales y en el que se desvinculan del crimen.

“Tenemos nuestros corazones rotos y esperamos que se haga justicia”, dice el comunicado de los familiares de Peguero Gómez.

“Ella era parte de nuestra familia y nuestras condolencias, pensamientos y oraciones se extienden a la familia y amigos durante este tiempo difícil”, señala el comunicado. “Entendemos que Peguero puede haber sido una parte de esto. Nos gustaría decir que no tenemos idea de su paradero actual y estamos ayudando a la policía en todo lo que se pueda para encontrarlo”, explica la declaración.

El comunicado continúa diciendo que la familia ha recibido amenazas de muerte como consecuencia de la desaparición y asesinato de Janet.

“Queremos que todos sepan que no somos parte de lo sucedido, ni tenemos ningún conocimiento de las circunstancias en torno a esta situación”, explican en el comunicado.

“Todo lo que podemos decir es que estamos desconsolados de que esto haya sucedido y determinados a ayudar para que  la justicia sea servida”, agrega la declaración, una copia de la cual fue enviada al canal 8 de Waterbury, pero no está firmada.

“En los últimos días, varios miembros de la familia han sido amenazados por el posible acto de una persona”, dice la denuncia.

“Como hemos dicho, y continuaremos diciendo no tenemos conocimiento de lo sucedido y estamos tan sorprendidos y heridos como todos los demás. Amenazando nuestra familia no van a mejorar las cosas, ni va a servir para hacerle justicia a Janet Avalo Álvarez”, indica el comunicado.

“Vamos a seguir trabajando con la policía para la medida de nuestras posibilidades”, agregan.

En tanto el jefe de la policía de Waterbury, Fred Spagnola, dijo ayer en una conferencia de prensa para actualizar las informaciones del caso que el cuerpo especializado de cazadores de fugitivos del Departamento de Justicia de Estados Unidos, conocido como US Marshalls (alguaciles federales), encabeza la cacería para capturar a Peguero Gómez, principal sospechoso del estrangulamiento de Janet cuyo cuerpo tiró a 50 pies de un risco rocoso en la ruta 69 de la carretera de Wolcott a varias millas de distancia de Waterbury.

Dijo que los federales lideran la persecución.

Explicó que  aunque todavía se está en la revisión de los registros de pasajeros el día en que Peguero Gómez huyó de Connecticut a horas del asesinato, para determinar si voló a la República Dominicana, no hay seguridad de que viajara a su país natal.

El fugitivo es nativo del barrio Puerto Rico en el sector Los Mina de Santo Domingo, según confirmaron familiares de la muerta a medios de Connecticut.

Los investigadores aclararon que aunque el carro del hombre, fue hallado en el parqueo del aeropuerto internacional Liberty de Newark en Nueva Jersey, no hay evidencia aún que demuestre que escapó a la República Dominicana, aunque esa teoría no se descarta.

También es buscado en todo Estados Unidos.

La policía tampoco ha revelado si han rastreado llamadas en su celular en la fecha.

Peguero Gómez tiene familia en la República Dominicana, pero la policía no reveló ninguna evidencia que indique que voló allí, se limitó a decir que están revisando las múltiples formas de vigilancia electrónica.

Amigos y familiares han dicho a la policía que la pareja tenía discusiones frecuentes con respecto a los negocios y asuntos personales y  la policía dice que no respondieron a ningún reporte de violencia doméstica o llamadas relacionadas que involucraran a la pareja.

Peguero Gómez no tiene antecedentes penales en el estado de Connecticut, según revelan los récords judiciales.

COALICIÓN CONTRA VIOLENCIA DE GÉNERO

La Coalición de  Connecticut Contra la Violencia Doméstica también emitió un comunicado ayer jueves diciendo que está profundamente triste al enterarse de la muerte de Avalo Álvarez, y que sus pensamientos y oraciones están con su familia y amigos.

La organización señaló que Connecticut ha promediado alrededor de 14 homicidios por violencia doméstica cada año desde el 2000.

“Instamos a cualquiera que piense que ellos o alguien que esté en una relación abusiva vengan  a nosotros para hablar”, dijo Karen Jarmoc, directora ejecutiva de la coalición.

(Visited 48 times, 1 visits today)

Entradas relacionadas

Deja tu comentario