LOS HERMANOS VASQUEZ, TRES JOVENES EMPRENDEDORES

Ellos son tres jóvenes que han emprendido una empresa que en la actualidad proporciona trabajo a 110 personas, en sus mayorías jóvenes de ambos sexos, que ganan el sustento en un trabajo digno alejado de los vicios y las malas costumbres.
Ubicados en lo que podríamos llamar las fronteras entre los sectores Simón Bolívar y Las Cañitas, ahí solo se ven jóvenes trabajando en la fabricación de bultos, mochilas, zapatos.
Al llegar de Santiago, de donde son oriundos, se iniciaron fabricando correas a partir de 1986, pero a partir del año 2012, cuando asume como presidente Danilo Medina, al disponer que todos lo que se iba a llevar a las escuelas fuera fabricado en el país, se convirtieron en una de las empresas que mas mochilas confecciona, unas 170 mil por año.
Ambiorix, Narciso y Miguel Ángel, son los jóvenes que llevan adelante esta empresa, en la cual se pagan todos los meses un millón 400 mil pesos de sueldo, dinero que dinamizan la economía de ambos sectores, pues la mayor parte se consume en los colmados y los demás negocios que operan en esos barrios.


Esta empresa ha participados en las licitaciones oficiales y ha ganado seis de ellas, y hasta ahora no le ha fallado nunca para la entrega a tiempo de la mercancía encargada, pues es parte de su mística cumplir a cabalidad con los requisitos exigidos.
Pero los hermanos Vásquez no solo trabajan para el Estado, pues son muchas las empresas del sector privado que encargan carteras, bultos y maletines que luego son vendidos en los comercios diseminados en todo el país.
Figuras de la política criolla también encargan mercancías con sus respectivos distintivos que luego son distribuidas en las actividades políticas partidarias.
Tienen una línea de Calzado en pieles que se comercializa en el mercado nacional, además de una tienda de exhibición que funciona en el sector Simón Bolívar.
En la oficina administrativa figuran en una foto con el presidente Danilo Medina, con quien se reunieron en el Palacio Nacional, pues el mandatario se intereso por conocer quiénes eran los jóvenes que fabricaban con tanto aciertos partes de las mercancías que se distribuyen en los planteles públicos.
A la frontera de los sectores Simón Bolívar y Las Cañitas, donde funciona el taller han acudidos figuras políticas que tienen funciones Públicas, como la directora de Banca Solidaria, Mayra Jiménez, a quien ellos definen como la madrina de su fábrica.
Además de las 110 personas que trabajan de manera directa, otras 40 lo hacen de forma indirecta, así como quienes venden el desayuno a los obreros.


Han tenidos que habilitar otros lugares en los alrededores para ubicar maquinarias y personal, pues demanda de trabajo que tienen así lo requiere.
Ambiorix, Narciso y Miguel Ángel, se sienten complacidos porque además de contribuir en la economía de ambos sectores, han logrado sacar a decenas de jóvenes que estaban en malos pasos y hoy son operarios a tiempo completos alejados de las acciones negativas.
Esto ha contribuido grandemente a reducir la delincuencia en la zona, pues esos jóvenes que antes delinquían hoy tienen un oficio que le genera recursos a ellos y a sus familiares, lo cual es reconocido por la comunidad de ambos sectores.
Enfatizan que en su fábrica funciona un área de máquina, donde jóvenes que no saben hacer nada tienen la oportunidad para aprender a coser, a cortar diferentes materiales, que cuando están capacitados si quieren pueden irse a otra empresa o emprender su propio negocio como ha ocurrido con muchos de ellos.
Como micros y pequeños empresarios, fueron capacitados para saber cómo administrar los trabajos y los recursos y se sienten con la capacidad requerida para fabricar artículos para la exportación, como lo reconoció el anterior director del Centro de Exportación, Henry Molina.
Los jóvenes que desde 1977 residen en sector Simón Bolívar, también realizan una labor social a favor de la comunidad, pues si se presenta una emergencia, o una persona que requiere una medicina, o alguien que fallece y no tienes recursos para cubrir los gastos, ellos hacen el aporte que creen necesario.
Ellos entienden que vienen de una familia muy pobre integrada por 10 hermanos, mas su madre y su padre y que si hoy han superados aquellos momentos, tienen el deber que ayudar al que más lo necesita
Los hermanos Vásquez tienen bien distribuidas las funciones para que no haya fallos en la cadena de producción, por lo que Narciso se encarga de la producción general, Ambiorix lleva la labor de mercadeo y Miguel Ángel interviene en ambas.

(Visited 36 times, 1 visits today)

Deja un comentario