Demandan 24 compañías que fabrican cigarrillos electrónicos y vapores por muertes y daños graves a salud de consumidores

NUEVA YORK._ Después de la muerte de un adolescente no identificado esta semana en El Bronx, por el consumo de vopes, y el dato oficial de que en Estados Unidos suman más de 20 muertos y cerca de 300 graves, la ciudad decidió demandar a 24 empresas que fabrican ese producto y cigarrillos electrónicos.
La demanda, fue sometida en la Corte Federal del Distrito Sur en Manhattan, el martes alegando que los productos dañinos, han creado una molestia pública, especialmente a los niños.
Añade el reclamo que al comercializar y vender los dispositivos a los menores, los suplidores y expendedores, están destruyendo la salud de niños y adolescentes tanto en la ciudad, el estado y la nación.
La primera muerte en Nueva York por ese consumo, fue anunciada oficialmente por el gobernador estatal Andrew Cuomo, quien exigió medidas drásticas para frenar el daño.
«El número de estudiantes de secundaria de la ciudad de Nueva York que usan cigarrillos electrónicos ha alcanzado niveles epidémicos y constituye una grave crisis de salud pública que pone en peligro la de miles de jóvenes que residen en la ciudad», dice la demanda.
La ciudad argumenta que las empresas tienen como objetivo directo vender sus cigarrillos electrónicos y cartuchos recargables a los menores.
La demanda incluye fotografías de empaques de líquido de nicotina con sabores como «caramelo de sandía», «roll-upz de jugo» y «torcedura de limón».
El reclamo explica que “los dispositivos vienen en varios colores y a menudo se venden en embalajes vibrantes y coloridos. También son pequeños y discretos, de modo que pueden esconder fácilmente a los padres y educadores».
Agrega que esas empresas tienen sitios web que sin embargo, comercializan y venden líquidos electrónicos con sabores diseñados para imitar la fruta, los dulces, las bebidas y/o los cereales populares entre los niños».
La demanda se dirige a sitios web de e-cigarrillos como eLiquidStop.com y a compañías de franquicias de tiendas como Artisan Vapor.
La ciudad también afirma que las compañías están vendiendo cigarrillos electrónicos a los residentes de la ciudad de Nueva York sin emplear sistemas adecuados de verificación de edad.
Los demandantes están pidiendo a un juez federal que obligue a las empresas a reembolsar a la ciudad por los costos para aliviar la crisis de salud pública.
La empresa de franquicias Artisan Vapor dijo que no saben por qué la ciudad de Nueva York los incluyó en la demanda, si la compañía ni tiene una tienda en la ciudad en Montclair, Nueva Jersey.
«¿El sabor a canela está diseñado para niños? No. Está diseñado para atraer a un adulto que está tratando de dejar el tabaco,» respondió Mirza Baig, director de desarrollo de negocios de Artisan Vapor en Irvin, Texas.
«Nadie quiere poner sus productos en manos de niños. El enfoque razonable es educarlos y prohibir la venta de cigarrillos electrónicos en lugares donde dejan entrar jóvenes, como las gasolineras», añadió el ejecutivo.

(Visited 11 times, 5 visits today)

Deja un comentario