¡Leonel Usted Perdió!

Siempre en los procesos electorales llámense primarias abiertas o cerradas o como sea que se llamen, participar de manera pacífica y civilizada es imposible siempre, esos procesos son perturbados por insolentes como son aquellos que no tienen pueblo, que quieren ganar a la buena o la mala y si no son ganadores porque el pueblo no los favoreció con su voto entonces se dan a la tarea de acusar de que fueron víctimas de un colosal fraude electoral que el gobierno compró las cédulas, que uso el dinero del Estado para favorecer a su candidato, que las encuestas le daban ganador con 79% por encima de los demás contendientes, pues estos son los que están llorando su derrota y amenazan que impugnaran las elecciones de ese proceso electoral porque fue viciado por una serie de irregularidades la que la convirtieron en un matadero electoral y por lo tanto no van a reconocer el resultado de la Junta Central Electoral a favor del candidato ganador de esos comicios, porque la Junta Central Electoral se va convertir en un cementerio donde serán sepultados el cadáver político de su derrota y sin la esperanza de ser un Lázaro porque en política no hay resurrección pero si hay derrotados y funerales para aquellos muertos políticos desfasados que se creyeron que no había amanecer y le cogió la noche y se perdieron en la oscuridad de la misma, por eso están inventando que hubo fraude en el proceso electoral, pero todo esto es el producto de su derrota electoral porque no se prepararon para perder si no que se prepararon para ganar y no ganaron fueron aplastados de manera contundente, hoy están macando el polvo de su derrota, ahora quieren pescar en ríos revueltos y crear una situación de anarquía que ponga en peligro el orden democrático y constitucional que vive el país hoy. Pues todo esto es el producto de que estaban consiente que no tenían posibilidad de triunfo pues sabían muy bien que no ganarían el proceso de esos comicios. Ahora este León vencido acusa que le robaron la voluntad popular al pueblo, pero fue todo lo contrario el mandato del pueblo lo derroto, y en su pataleo acusa a la Junta Central Electoral que no es creíble, acusando también a una serie de Universidades de mucho prestigio de este país de ser cómplices de ese fraude electoral que solamente está en su mente, pero lo que paso fue que el Estado lo venció y para ellos usted aplicó la ciencia de las computadoras utilizando un concepto tecnológico como el algoritmo que busca la solución de un problema y como incógnita que es una expresión matemática, no esté buscándole cinco patas al gato, pues su trono terminó, callo y ahora no quiere admitir que usted perdió, quien escribe se lo dijo muchas veces que iba a ser derrotado sin contemplación porque el pueblo no lo quiere, entiéndalo, no lo quieren váyase en paz, ya usted no cuenta para este pueblo, murió porque esas elecciones fueron más limpias que el ave María, ahora usted quiere enlodarla con denuncias bautizadas con diatribas de mentira y trapisonda tratando de pescar en ríos revueltos y llevar al país a una rotura del orden democrático que vive la nación de Duarte hoy y ponga en peligro nuestro sistema democrático, donde se llene de sangre el pueblo como se llenó el 24 abril de 1965, pues eso no pasará porque este pueblo lo que quiere es paz no guerra como usted pretende en su afán de volver al poder de nuevo, donde usted será el responsable histórico de ese rio de sangre que se derrame por causa de sus ambiciones desmedidas.

El Señor tendió sus manos para que usted no ganara, el camino del averno quedo cerrado para bien de este pueblo, váyase en paz, váyase en paz usted perdió Leonel Fernández.

(Visited 1.796 times, 2 visits today)

Deja un comentario