¡Y AHORA QUÉ!

En las celebraciones de unas primarias tanto abiertas como cerradas, pueden ocurrir muchas cosas, y por tanto, el candidato ganador dirá: todo estuvo bien y sabía que ganaría, el candidato perdedor, siempre alegara al fraude de la manera que sea.

En las primarias partidistas del día de ayer como suele suceder en ese tipo de proceso en cuanto a cómo son celebradas en países que gozan de una democracia como tal, ese sistema es permitido.

En ellas (las primarias), se esperaba lo que se denomina el pataleo de los perdedores, los cuales también se daban seguros ganadores. Pero los mismos en cuanto a su participación en la misma se olvidan de que por regla natural el que desafía el Estado lleva la de perder, porque todo buen político sabe que el Estado no se desafía, no se enfrenta. 

Y los resultados de la misma fueron los siguientes en cierta parte. Con el 98.94% de los votos computados, Luis Abinader alcanzó un 74.05%, mientras que Hipólito Mejía obtuvo un 21.22%. Los cuales fueron los candidatos del PRM.

Mientras que el conteno en el partido oficialista PLD, hasta ser computados el 88% y 90% de los votos, el ex presidente Leonel Fernández, llevaba la delantera y se estaba proclamando como ganador del PLD. Pero, al llegar al 93% del conteo de los mismos comenzó a declinar y rápidamente se encontraba en un lugar de perdedor frente al pupilo de Gonzalo Castillo, quien le aventajaba con más de 20,000 votos, a lo que el presidente del PLD, Dr. Leonel Fernández se apresuraba a dar una rueda de presenta en un Hotel de la Capital, para afirmar que había sido víctima de un fraude colosal, y que se había alterado la voluntad popular.

Dijo además, que se habían instalados un algoritmo en código fuente que adulteraba los resultados y disminuía su triunfo y daban como vencedor a Gonzalo Castillo.

Expresaba además que el patrón referencial en la conducta electoral presentado por la JCE daba una ventaja al candidato opositor frente a nosotros (a Leonel), esto significa que había un mecanismo de control de la información que se daba, manifestó el político.

Gonzalo Castillo obtuvo (48.70%), y Leonel Fernández (47.31%); mientras que  Luis Abinader el (74.10%), frente a Hipólito Mejía que logró el (21.18%). Mientras que el presidente de la JCE defendió la pulcritud de los resultados del proceso.

Es necesario saber de que el político habla de que los técnicos han observado es que en el código fuente del software se colocó un algoritmo que ha adulterado estos resultados.

Pero, esos resultados de acuerdo al ex presidente Fernández, se adulteraron después que el comenzó a perder el proceso electoral en las primarias y no antes cuando ha él lo daban ganador. El ex presidente Leonel Fernández debe saber que el Estado no se desafía, y que Gonzalo Castillo, le gano la primarias de su partido, ¡Y ahora qué!

(Visited 207 times, 3 visits today)

Deja un comentario