Es un adicto dominicano hombre que asesinó a cuatro desamparados y dejó otro grave en el Barrio Chino de Nueva York

NUEVA YORK._ Randy Rodríguez Santos, un adicto dominicano a las drogas, es el hombre acusado por la policía de asesinar a cuatro desamparados, entre las víctimas, figura Cheun Kok  de 83 años de edad, y la madre del sospechoso, Fiordaliza Rodríguez, confirmó a medios locales  que su hijo la atacaba y la amenazaba, después de caer en el  inframundo de los vicios, poco después de su llegada de la República Dominicana a Estados Unidos. (VIDEO https://youtu.be/zdkYkT9tED8).

En su página facebook,  no actualizada desde 2017, Randy, se define como “un tipo trankilo”, pero tanto la madre como otros parientes, dijeron que siempre ha sido violento.

La señora Rodríguez, dijo que buscó ayuda sicológica para su hijo, y se vio obligada a botarlo de la casa, por lo que estaba desamparado y deambulando en las calles de Nueva York.

En un video publicado hoy domingo por el periódico chino en inglés, World Journal, se ve a Randy asesinando a mansalva a uno de lo desamparados.

En una de sus últimas fotos subidas a facebook, Randy aparece promoviendo el equipo olímpico dominicano en las olimpiadas Río 2016, realizadas en Brasil.

El juez del caso, ordenó una evaluación mental al dominicano,  mientras se iniciaba el proceso de la lectura de los cargos en la Corte Suprema Estatal de Manhattan.

De ser hallado culpable del cuádruple asesinato y el intento de asesinato, Randy,  podría ser condenado a cuatro cadenas perpetuas consecutivas.

Los fiscales dicen que él usó una varilla de metal para asesinar a las cuatro víctimas, que estaban durmiendo   en el sector Bowery del Bajo Manhattan en el área del Barrio Chino, el sábado temprano.

La policía no ha identificado a los muertos ni el herido, excepto la edad del de 83 años.

Santos, el sábado con el arma en sus manos, dijo la policía. Había sido arrestado al seis veces en los últimos dos años, tres por cargos de asalto.

También es acusado de posesión de marihuana, y al parecer, estaba drogado en el momento de matar a los cuatro indigentes.

La  sangre de sus víctimas,  salpicaron las puertas y aceras donde los desamparados estaban durmiendo.

«Nunca pensé que él mataría a alguien», expresó la madre.

Los investigadores dicen que todavía  no se sabe si Randy tuvo un motivo para cometer los asesinatos.

Randy tenía había sido arrestado por  manosear una menor y morder un hombre en el pecho, como parte de su récord delictivo.

La madre asegura que su hijo está perturbado y mantenía una conducta agresiva contra su propia familia.

«Le tenía miedo porque me golpeó,” dijo la madre. «Cuando le dije que se fuera de la casa, regresó y me amenazó, dijo que yo cuando vuelva a Santo Domingo, mandaría a alguien a cortarme la cara».

(Visited 52 times, 1 visits today)

Deja un comentario