“El Chapo” Guzmán sobornó a hermano del presidente hondureño con USD 1 millón

El fiscal de EEUU reveló que el narcotraficante mexicano dio el dinero a Tony Hernández para que éste se lo entregara al mandatario
Este miércoles, los fiscales de Estados Unidos señalaron en una sala del tribunal en Nueva York que el narcotraficante mexicano conocido como “El Chapo” Guzmán entregó USD 1 millón al hermano del presidente hondureño, dinero que tenía la intención de llegar al propio mandatario.
La acusación se produjo en la declaración de apertura de la fiscalía del juicio por tráfico de drogas de Juan Antonio “Tony” Hernández, el hermano menor del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández.
El fiscal agregó que El Chapo y el Cártel de Sinaloa pagaron el millón de dólares para obtener protección y mantenerse en el negocio de la droga.
En un documento de 49 páginas la fiscalía dijo que el presidente y predecesor dependieron del dinero del narcotráfico para financiar campañas políticas. El documento destacó que el gobierno de Honduras funciona básicamente con un narco-estado debido a que el presidente y mandatarios anteriores han recibido aportes de campaña de traficantes de cocaína a cambio de protección.
El presidente de Honduras, que hasta el momento no ha sido acusado en el caso, es considerado un aliado del presidente Donald Trump en materia de seguridad e inmigración, pero también se ha enfrentado a una creciente sospecha de corrupción ya que los fiscales de EEUU alegaron recientemente que fue parte de la conspiración en la que fue acusado su hermano.
El presidente Hernández, de 50 años, ha negado cualquier participación en los delitos de drogas y dijo que las acusaciones en su contra fueron hechas por traficantes enojados por sus políticas duras contra el crimen y sus extradiciones.
“Todos los hondureños saben que hemos liderado una batalla sin precedentes para liberar al país del control de los narcotraficantes”, dijo el presidente Hernández el 3 de agosto en respuesta a las notas sobre las sospechas de los fiscales.
Si bien el caso está siendo presentado por fiscales estadounidenses, ha sacudido profundamente a Honduras y la sociedad.
Miles de hondureños han abandonado su país, muchos de ellos con destino a los Estados Unidos, después de la desesperación de no poder tener una vida mejor para ellos en su propio país. La investigación federal de un año de duración, que involucra a la élite política del país, refuerza la creencia de que el gobierno es corrupto y no está trabajando en sus intereses.
Luego de las acusaciones contra el presidente Hernández, se hicieran públicas en una presentación judicial en Nueva York en agosto, los hondureños renovaron las protestas y pidieron su renuncia.
Muchos llevaban carteles con sus iniciales: J.O.H. – y la taquigrafía del fiscal para el presidente – CC-4, que significa un conspirador.
En la sala del tribunal, la fiscalía y la defensa presentaron al presidente Hernández como el centro del juicio, y la fiscalía dijo que Tony Hernández había ayudado a aislar al presidente mientras se beneficiaba del dinero del narcotráfico.
“Esa protección y ese control lo hicieron sentir muy seguro de que nunca sería responsable de sus crímenes, de que era intocable, y durante mucho tiempo lo fue”, dijo Jason A. Richman, el fiscal.
El abogado de Tony Hernández, T. Omar Malone, argumentó que fueron las políticas duras contra el crimen las que llevaron a su hermano a la sala del tribunal.
Los familiares de Tony Hernández que estaban presentes en la sala no quisieron comentar sobre el asunto con periodistas.
Sin embargo, sobre el pago que Joaquín “El Chapo” Guzmán habría hecho, el Fiscal no especificó dónde se hizo ni cuándo.
Después de que “El Chapo” desconociera a dos de sus abogados, uno de los cuales había declarado que el dinero de su cliente sería destinado para comunidades indígenas, el pasado 12 de septiembre, José Refugio Rodríguez, defensor acreditado del capo, aseguró que a él nunca le informaron de tal decisión.
El abogado, sí reconocido por El Chapo, contó que cuando agentes de la DEA detuvieron al capo le preguntaron insistentemente sobre el paradero de su fortuna.
Refugio Rodríguez fue más allá, al asegurar que su cliente nunca le mencionó que su dinero estuviera destinado para comunidades indígenas: “ahora salió algo novedoso, de que el dinero que tiene se repatriara a las comunidades. En el tiempo que lo traté nunca supe de grandes cantidades y no puedo opinar si es verdad o no”.
Con información del New York Times

(Visited 21 times, 2 visits today)

Deja un comentario