“Cementerio 06 de Octubre”

Váyase en paz mi compadre, váyase en paz, es un estribillo de un pimentoso merengue del músico compositor, Rafael Sonalo, pues las letras de este merengue de nuestra música autóctona son muy atinada, para este proceso de las primarias abiertas del 06 de octubre como también la de otro merengue típico, que en sus versos cantan de esta manera: ¡no me baile tan pegao que no tengo blumen puesto y si mi marido se da cuenta aquí se va armar un pleito!, ¿porque traigo yo las letras de estos ritmos musicales nuestros a colación? Bueno muy sencillo, porque en este proceso electoral habrán indiscutiblemente dos perdedores ya prácticamente identificados y como dicen las sagradas escrituras bíblicas “por sus hechos les conocereis”. Pues en cambio hay uno que ya se da ganador seguro porque él dice que el pueblo entero votara por él y hasta los muertos del cementerio le darán su voto, este impetuoso candidato que ruge como un león, que actúa como Atila el rey de los hunos que cuando murió fue el fin de los hunos, pues a este arrogante candidato le pasara lo mismo, que al rey de los hunos, pues él dice en sus discursos de campaña que no podrán derrotarlo en las primarias abiertas y de resultar lo contrario convertirá en campos de Agramante el resultado de ese proceso electoral, porque él se cree el dueño del destino de esta nación, la que le dejaron como herencia dos ancianos de la política nuestra Balaguer y Juan Bosch para que reinara por los siglos de los siglos amen.

Pues esta primaria no es como el filisteo Goliath que muere en el valle de Ela a mano de David el hebreo rey de Israelita sucesor de Saúl. En este caso dejemos los acontecimientos bíblicos históricos atrás y libremos a este pueblo de Duarte no de David de la vergüenza que usted Leonel Fernández regrese al poder de nuevo, pues se escuda en su discurso de campaña haciendo citas de personajes bíblicos de la historia de los pueblos hebreos traspolando con esos señalamientos que usted es un David y derrotara al gigante Goliath del Danilismo del 6 de octubre, no en el valle Ela, si no en las urnas electorales, pero el Danilismo es como el héroe de la batalla de Salamina Tenitocle y como el rey Jerjes que derroto a Leónidas en la batalla termópilas rey de los persa para salvar a Esparta de sus agresiones, en nuestro caso sería salvar este país de una nueva envestida del Leonelismo al poder.

Cabe señalar que aquí hay sectores inescrupulosos que están jugando al caos y la violencia para producir un rompimiento del orden democrático y constitucional que está viviendo el país, para crear una crisis social política que lleve la nación aun vacío de poder impredecible donde nadie tendrá su cabeza segura puesto que estos grupos pretenden dañar la marcha institucional de las próximas elecciones, porque están derrotados, conspiran para el derrumbe de la democracia dominicana que mucha sangre le acostado a este pueblo, donde esos sectores serian beneficiados de ese colapso que costaría ríos de sangre y de muertos al pueblo pues son los mismo de siempre que han perdido su credibilidad, son aquellos del fatídico golpe de estado a Juan Bosch, que produjo la guerra del 24 de abril del 1965 esto lo deben saber los Leonelistas bien claro que están apostando al caos, a la anarquía, a la pobladas  y cercenas el gobierno Constitucional del presidente Danilo Medina Sánchez.

Por otro lado una crisis social llevaría al país a un derrumbe de sus instituciones donde todos nos ahogaríamos en un lago de sangre, donde pretenden llevar a este pueblo estos cavernarios porque no tienen ninguna oportunidad electoral en las primarias abiertas, están irremediablemente perdido y esa derrota es la muerte política del Leonelismo la que está anunciada para el día 6 de octubre y su cuerpo político serán velados en la “Funeraria Junta Electoral” y a sus restos políticos mortales se le dará Santa Sepultura en el “Cementerio 06 de octubre” paz a sus restos.

Termino con el pimentoso merengue, váyase en paz mi compadre, váyase en paz.

(Visited 2.484 times, 3 visits today)

Deja un comentario